Pasarela

Quique San Francisco, ingresado por una neumonía bilateral

  • De momento se desconoce si la causa del diagnóstico es el coronavirus o no.

El actor Enrique San Francisco. El actor Enrique San Francisco.

El actor Enrique San Francisco. / Efe

El actor Enrique San Francisco, de 65 años, se encuentra ingresado en el hospital Clínico de Madrid tras serle diagnosticada una neumonía bilateral severa, según han avanzado webs como Diez Minutos y Vanitatis entre otras. El detalle que se desconoce de momento es si el estado de Quique San Francisco se debe al coronavirus o a otros problemas de salud.

El popular intérprete ya se había visto obligado a suspender el espectáculo de humor titulado La penúltima, que iba a ofrecer el pasado 23 de enero en el centro Muxikebarri, de Getxo. Los organizadores adujeron la cancelación a "problemas de salud".

"Me tachan de drogadicto, juerguista y mujeriego. Y todo es verdad", afirmaba, sincero como siempre, el actor durante la presentación de Follow San Francisco, el docurreality que protagonizó en Flooxer el año pasado. Las drogas han sido tristes protagonistas en la vida del actor. Ellas fueron las culpables de que, huyendo de ellas, se alistara en la Legión, de que rompiera con Rosario Flores y de que perdiera a grandes amigos como Antonio Flores, que para él era como un hermano.

Enrique San Francisco, de joven, en una de las películas en las que ha trabajado. Enrique San Francisco, de joven, en una de las películas en las que ha trabajado.

Enrique San Francisco, de joven, en una de las películas en las que ha trabajado.

"Porros fumé toda la vida, pero lo malo fue el caballo y la coca. Por el caballo hice una pasada y me fui; si no, no estaba aquí. Esto duró unos cuatro años durante los que trabajé muchísimo menos. Todo me tocaba los cojones", declaraba hace unos años en una entrevista en Interviú.

Además, San Francisco sufrió en 2002 un grave accidente de tráfico en Madrid tras ser embestido por un turismo cuando se encontraba parado en su motocicleta. El impacto fue tan grande que se enfrentó a una operación de once horas y tuvo que quedarse durante siete meses tumbado. Después tuvo que estar un año y medio en una silla de ruedas.

A sus problemas de salud se han sumado también los económicos. En 2019 confesaba en Sábado Deluxe que estaba viviendo en la habitación de un hotel tras haber perdido su casa. "Me fui yo antes de que me la quitaran. Fui más rápido porque esas cosas se ven venir", reveló entonces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios