Pasarela

Los Reyes dan el pésame a los padres de Álex Lequio

  • Felipe VI y Doña Letizia, así como los Reyes Eméritos, han enviado un mensaje de condolencia a la familia del joven, fallecido a los 27 años de cáncer.

  • Felipe VI y Alessandro Lequio, el padre de Álex, son primos segundos.

Ana Obregón y Alessandro Lequio con su hijo Álex en una foto de archivo. Ana Obregón y Alessandro Lequio con su hijo Álex en una foto de archivo.

Ana Obregón y Alessandro Lequio con su hijo Álex en una foto de archivo. / Efe

Las muestras de condolencia por el fallecimiento de Álex Lequio no cesan. Los últimos en enviar su pésame a los padres de Álex, Alessandro Lequio y Ana Obregón, han sido los Reyes Felipe y Letizia y también los Eméritos, Juan Carlos y Sofía. Cabe recordar que el conde Lequio está emparentado, aunque lejanamente, con la Familia Real Española, en concreto es primo segundo de Felipe VI y bisnieto de Alfonso XIII. Su abuela materna fue la infanta Beatriz de Borbón y Batenmerg, tía de Don Juan Carlos; con ella el colaborador de El programa de Ana Rosa siempre mantuvo una relación muy cercana. 

Lequio saluda a Doña Sofía en presencia de Don Juan Carlos, en el funeral de la infanta Beatriz de Borbón. Lequio saluda a Doña Sofía en presencia de Don Juan Carlos, en el funeral de la infanta Beatriz de Borbón.

Lequio saluda a Doña Sofía en presencia de Don Juan Carlos, en el funeral de la infanta Beatriz de Borbón. / Gtres

Hace poco más de tres años, Álex Lequio, tataranieto de Alfonso XIII, viajó a Roma para asistir, junto al resto de su familia, al bautizo de su hermana Ginevra Ena. El hijo de Ana Obregón estaba muy orgulloso, pues era el padrino de la pequeña. Además, volvía a un lugar cargado de significado para sus antepasados: la capilla del palacio Torlonia, en cuya pila bautismal recibó el sacramento la primera hija en común de María Palacios y Alessandro Lequio. Este edificio fue durante muchos años la residencia de la infanta Beatriz de Borbón, bisabuela de Álex y descendiente directa del rey Alfonso XIII.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios