Actualidad

Coronavirus: Las financiaciones o la firma de escrituras, entre los casos urgentes de las notarías

  • El trabajo de los notarios está considerado de interés general y permanece activo para los casos urgentes e inaplazables

  • Advierten de la importancia de solicitar cita previa

José Luis Lledó, decano del Colegio Notarial de Andalucía José Luis Lledó, decano del Colegio Notarial de Andalucía

José Luis Lledó, decano del Colegio Notarial de Andalucía / Belén Vargas

Hay situaciones cotidianas que se han convertido en extraordinarias tras la declaración del estado de alarma el pasado sábado 14 de marzo. Todo es diferente y los servicios que antes estaban al alcance de la mano, ahora tienen sus propias condiciones. El Estado considera las notarías como servicio de interés general porque existen determinados trámites en los que son imprescindibles la figura del notario. Algunos de ellos son las financiaciones y préstamos bancarios -el Real Decreto permite a los ciudadanos desplazarse para realizar gestiones en estas entidades- o las escrituras de viviendas con financiación hipotecaria.

La Junta Directiva del Colegio Notarial de Andalucía ha puesto en marcha una comisión en la que se va determinando el carácter de urgencia de determinados casos que llegan hasta las oficinas y si es necesario que el notario se desplace o no. "El servicio notarial es muy especial, público, por lo que su prestación debe quedar garantizada en todo el territorio nacional", explica José Luis Lledó, decano del Colegio Notarial de Andalucía.

"Aunque las notarías permanecen cerradas salvo para aquellos casos con cita previa y de carácter urgente, seguimos atendiendo a través del correo electrónico o por teléfono", afirma Lledó. Las salidas de los notarios quedan restringidas a lo estrictamente necesario por razones muy excepcionales, debidamente acreditadas. "A través de una circular, el Consejo General del Notariado ha indicado algunas cuestiones que tienen carácter urgente como la financiación de créditos o préstamos, hay otros muy claros como los testamentos en caso de peligro inminente de muerte", asegura. En cuanto a las firmas realizadas fuera del despacho, lel desplazamiento depende de los casos. "En el despacho hemos tenido por ejemplo el caso de dos personas impedidas con la necesidad de realizar un trámite relacionado con un banco y hemos ido hasta ellos", explica.

José Luis Lledó explica además que hay otros asuntos en los que los notarios pueden actuar como en el caso de padres separados con custodia compartida en los que uno de los progenitores no entrega a los niños en el tiempo convenido y pretende dejar constancia ante notario de la circunstancia.

Atención con cita previa

"Es muy importante que los ciudadanos entiendan la necesidad de la cita previa para ir a las notarías. En nuestro despacho estamos tomando medidas como teletrabajar y hacer turnos entre los empleados cuando sea posible y evitar la acumulación de clientes. Nuestros trabajadores tienen mascarillas y guantes y desinfectamos cada vez que se termina de atender a algún cliente, a quien pedimos que traiga su propio boli", comenta el notario.

En cualquier caso, esta primera semana ha sido un periodo de transición puesto que había asuntos pendientes que eran inaplazables."Había una persona que necestiaba escriturar la casa que había vendido porque entraban los nuevos dueños y tenía que irse a otra vivienda. Este caso es urgente porque esta persona necesitaba su domicilio, además hay financiaciones con o sin garantía hipotecaria que tienen cierta premura en estos tiempos donde las empresas tienen que tener liquidez", recuerda Lledó.

"Tanto los notarios como todos los empleados de las notarías están poniendo de su parte para que este servicio llegue a todos los ciudadanos que lo necesiten", afirma.

El Consejo General del Notariado ha pedido a los ciudadanos que "no acudan a las notarías sin cita previa y que sólo la soliciten para cuestiones de grave urgencia". Para hablar con las notarías tienen a su disposición en la web un localizador de notarios por localidades, códigos postales y apellidos.

También aconseja reducir al mínimo la autorización de documentos notariales fuera de las notarías y no hacerlo si no es por causas graves o inaplazables. En caso de ser requeridos por personas enfermas, deberán contar con las mismas medidas de seguridad que el personal sanitario.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios