Denuncia falsa

Piden 2 años a una falsa maltratada en su tercer juicio

  • Su primera denuncia falsa mantuvo a su ex en prisión durante 11 meses

  • La Audiencia ya le advirtió: “su credibilidad está severamente condicionada”

Raquel, durante su juicio en 2015 Raquel, durante su juicio en 2015

Raquel, durante su juicio en 2015

Comentarios 11

La acusación particular ha pedido dos años de cárcel para Raquel V.B., que va a ser juzgada por una nueva denuncia falsa de maltrato contra su ex marido. Será su tercer juicio, pues en el año 2012 fue condenada a 20 meses de cárcel y en 2015 a pagar una multa de 10.530 euros (luego rebajada a 1.620) por acusaciones similares. 

Por la primera de esas denuncias, el ex marido estuvo once meses en prisión hasta que se demostró la falsedad, pero ahora han cambiado las tornas y la Audiencia de Sevilla, al archivar la última denuncia, advirtió a Raquel: su “credibilidad subjetiva” está ya “severamente condicionada”.

Ahora va a ser juzgada por denunciar una agresión supuestamente ocurrida en la localidad sevillana de La Puebla de los Infantes el 22 de noviembre de 2015. Pero el denunciado, José Antonio S.B., estaba a esa hora a 90 kilómetros de distancia, según declararon sus jefes y los clientes del bar donde trabajaba.

El abogado del denunciado, Fernando Retamar, imputa a Raquel un delito de falso testimonio por el que solicita 2 años de prisión y 6 meses de multa (1.080 euros), otro delito de denuncia falsa por el que pide 24 meses de multa (4.320 euros) y un tercero de simulación de delito por el que reclama 12 meses de multa (2.160 euros).

También la Fiscalía de Sevilla acusa a la mujer y le imputa un delito de denuncia falsa por el que pide 24 meses de multa con una cuota diaria de 12 euros (8.640 euros). El juicio se celebrará en los próximos meses en un juzgado penal.

Según el relato de Raquel, estaba en la calle cuando se le acercó su ex marido y, sin mediar palabra, le agarró por el cuello y le agredió con un objeto, produciéndole lesiones en cuello y cabeza. Ella sintió “un porrazo muy grande en la parte trasera de la cabeza, empezó a ver oscuro y se mareó”.

La mujer ratificó la denuncia en el juzgado de Lora del Rio pero finalmente el juez, con el apoyo posterior de la Audiencia, archivó la causa porque las heridas, según el forense, podrían ser autoinflingidas “por su localización simétrica, escasa profundidad y carácter punzante pero no cortante”.

Además la Guardia Civil no encontró sangre en el lugar de la agresión y tanto los testigos como el posicionamiento de su móvil situaron al denunciado en Gines, localidad distante más de 90 kilómetros por carretera.

La mujer se declaró insolvente y no pagó ninguna de las multas anteriores

En los últimos años Raquel ha denunciado una decena de falsas agresiones de su ex marido. Por las siete primeras, José Antonio perdió su trabajo y pasó once meses en prisión, entre febrero de 2007 y enero de 2008.

Cuando las causas contra él fueron archivadas, Raquel fue juzgada y en el primer juicio, referido a las siete primeras denuncias, fue condenada en 2012 a 20 meses de cárcel aunque no ingresó en prisión porque obtuvo la suspensión.

En 2015 volvió a ser condenada a pagar una multa de 10.530 euros por denuncia falsa y falso testimonio, luego rebajada por la Audiencia provincial.

En su escrito de acusación, Retamar lamenta que la procesada nunca ha pagado las multas ni las indemnizaciones porque fue declarada insolvente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios