Doble parricidio de Arahal

El jurado no aprecia consumo de droga en el autor del doble parricidio de Arahal

  • El veredicto considera probado por una mayoría de ocho votos que Juan Antonio P. B. mató a su madre y a su hermana causándole un sufrimiento "innecesario e inhumano"

El acusado de matar a su madre y su hermana en Arahal ante el tribunal. El acusado de matar a su madre y su hermana en Arahal ante el tribunal.

El acusado de matar a su madre y su hermana en Arahal ante el tribunal. / José Ángel García

El tribunal del jurado que ha enjuiciado el caso del doble parricido ocurrido en Arahal en diciembre de 2016 ha considerado no probado que el acusado, Juan Antonio P. B. estuviera bajo los efectos del alcohol y las drogas, ya sea por un consumo moderado o abundante. El veredicto considera que el acusado no tenía abolidas, total o parcialmente, las capacidades cognitivas y volitivas.

El veredicto del jurado indica que el acusado mató a su madre y a su hermana de manera sorpresiva y sin que las víctimas tuvieran posibilidad de defensa, asestando 96 puñaladas a la hermana y 43 a la madre. Asegura en el veredicto que está probado por unanimidad que la mayoría de esos cortes y puñaladas "fueron innecesarios para darle la muerte".

Los miembros del jurado han considerado por una mayoría de ocho votos, que la muerte fue intencionada "asegurándose del resultado mortal al impedir toda defensa posible por parte de la víctima". Señala, además, que no aconseja suspender la pena ni proponer el indulto. 

Tanto la fiscal como las acusaciones particulares ratificaron las peticiones de condenas. El ministerio público solicitó 23 años por cada muerte mientras que las dos acusaciones particulares pidieron 24 años por cada asesinato. El abogado de la defensa pidió la mínima condena posible que se pueda imponer.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios