Medalla de Sevilla

90 entidades apoyan la Medalla de Sevilla para el Colegio de Procuradores

  • Los 464 procuradores sevillanos asisten a 20.000 personas al año y notificaron 1,7 millones de documentos en 2019

Isabel Escartín (izquierda) en un acto de 2016 con la ex alcaldesa de Sevilla Soledad Becerril

Isabel Escartín (izquierda) en un acto de 2016 con la ex alcaldesa de Sevilla Soledad Becerril

Más de 90 entidades se han adherido a la petición de que se conceda la Medalla de la Ciudad de Sevilla al Colegio de Procuradores al conmemorar sus 160 años de existencia. La solicitud fue presentada por la Junta de Gobierno al Ayuntamiento el pasado 17 de diciembre con las adhesiones de otros colegios profesionales, instituciones judiciales, políticas, entidades sociales y consejos profesionales.

Fuentes del colectivo recuerdan a este periódico que, como muestra de unión y pertenencia, el Colegio de Procuradores incluyó en 1980 en su escudo la leyenda y símbolo de Sevilla, NO8DO, procedente del escudo de la ciudad.

El Colegio de Procuradores, encabezado por su decana Isabel Escartín,  desea que se reconozca su “acreditada dimensión pública y de colaboradores de la Justicia, tanto a nivel colegial como personal, siempre velando por los intereses de las personas que ven necesario acudir a los tribunales, facilitando todos los trámites y constituyendo un engranaje básico en el proceso de agilización y modernización de la Justicia”.

Los 464 procuradores de Sevilla asumen en la actualidad la representación gratuita de más de 20.000 personas al año, “permitiendo el acceso a una Justicia de calidad y plena a las personas con bajos niveles de renta, garantizando el acceso a un derecho considerado fundamental”.

“Esta dimensión pública y de colaboradores fundamentales de la Justicia son el pilar fundamental de la centenaria profesión de la procuraduría que tan dignamente representamos”, indican en su solicitud.

En los últimos años -recuerdan- han asumido servicios que tradicionalmente han desempeñado los órganos judiciales, como son la realización de los traslados de copias de escritos y demandas, las notificaciones judiciales o los actos de comunicación”. Al descargar de esas labores a los juzgados, los procuradores contribuyen a la “mejora y eficiencia de los Juzgados, de sus procedimientos y agilizando la Justicia”.

Como ejemplo, citan que solo durante 2019 el Colegio gestionó 1.765.467 notificaciones de órganos judiciales, “reduciendo desinteresadamente la carga de trabajo de los juzgados sevillanos en aras del beneficio de los ciudadanos”.

“Nuestra corporación está siempre implicada en facilitar, junto a la Administración de Justicia, un óptimo servicio tanto a los ciudadanos como al procurador, que tiene como función principal la representación procesal de las personas ante los tribunales, garantizando la igualdad de las partes en el procedimiento y ejercitando las acciones que correspondan y sus recursos, proponiendo pruebas y ejecutando las sentencias”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios