La Manada

El juez que firmó el voto particular pidiendo la absolución de La Manada, sancionado por el CGPJ por falta grave de retrasos

Una de las manifestaciones ante el Palacio de Justicia de Navarra tras la sentencia de La Manada Una de las manifestaciones ante el Palacio de Justicia de Navarra tras la sentencia de La Manada

Una de las manifestaciones ante el Palacio de Justicia de Navarra tras la sentencia de La Manada / EFE

El magistrado de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra que firmó el voto particular de la sentencia de La Manada, Ricardo Javier González, ha vuelto a ser sancionado por una falta grave de retrasos por el Consejo General del Poder Judicial. El juez ya ha sido sancionado hasta en cuatro ocasiones por el CGPJ a causa de los retrasos en sus resoluciones entre finales de los años noventa y el 2000, cuando era titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Bilbao. Incluso, en 2011 le suspendió seis meses por falta muy grave.

Según las sentencias del Tribunal Supremo, las sanciones impuestas a González sumaron más de 350.000 pesetas de multa y una de ellas, del año 2003, supuso la suspensión por un periodo de seis meses debido a la comisión de una falta muy grave de retraso injustificado y reiterado en la tramitación y resolución de procesos.

Entre las actuaciones controvertidas de González se conoce que tardó más de dos años en dictar una sentencia en un caso de divorcio, un hecho por el que fue multado. Según el artículo 427 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, las anotaciones de sanciones pueden cancelarse transcurridos hasta cuatro años desde su imposición, siempre que no haya existido una nueva, borrando el antecedente. Es decir, las actuaciones disciplinarias anteriores están canceladas.

Según El Español, el expediente disciplinario contra el magistrado de la Audiencia de Navarra ha sido consecuencia de una visita que la Inspección del CGPJ hizo a la Sección Segunda de la Audiencia navarra en enero de 2019. El magistrado estuvo de baja médica entre octubre de 2019 y marzo de este año. El Tribunal Superior de Justicia de Navarra estaba haciendo seguimiento del tribunal que juzgó a La Manada desde abril de 2017 debido al retraso en los señalamientos de la Sección Segunda de la Audiencia. Ricardo Javier González y el ex ministro de Justicia, Rafael Catalá, protagonizaron una polémica cuando el entonces responsable de Justicia aseguró que "todos saben" que el juez "tiene algún problema singular", añadiendo que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) "debería haber actuado preventivamente" contra él.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios