Actualidad

Un policía local denuncia a la extinta Gepol por simulación de delito

  • El agente había sido denunciado por supuestas amenazas de muerte a uno de los miembros de la unidad de asuntos internos, pero la causa fue archivada

Policías locales durante un control de tráfico en el confinamiento. Policías locales durante un control de tráfico en el confinamiento.

Policías locales durante un control de tráfico en el confinamiento. / Juan Carlos Muñoz

Un policía local ha presentado una denuncia contra los tres miembros del extinto Grupo Especial de Policía Local (Gepol) -la unidad de asuntos internos que investigó varios casos de corrupción-, a los que atribuye presuntamente delitos de denuncia falsa, revelación de secretos, simulación de delito, en relación con la denuncia que presentaron contra este agente por unas supuestas amenazas que fueron archivadas.

Los hechos denunciados, que ya está investigando un juzgado de Instrucción de Sevilla, que ha abierto diligencias previas, se remontan al Viernes de Dolores del año 2016, cuando uno de los miembros de la Gepol denunció que un policía local -el ahora denunciante- le había realizado diversas amenazas de muerte cuando formaba parte del equipo de capataces de la cofradía de Dulce Nombre de Bellavista. Según el policía de la Gepol, el otro agente le hizo el gesto de "pasarse el pulgar de un lado al otro del cuello (escenificando la amenaza de cortarle el cuello)" y luego hizo otros dos gestos intimidatorios más: poner el pulgar hacia abajo, "como hacía el César de Roma que implicaba la muerte de un esclavo y también "simular un disparo con la mano".

Los hechos fueron denunciados por la Gepol ante la Fiscalía de Sevilla, "sin hacer la más mínima consulta de la orden del cuerpo de la Policía Local del día de los hechos denunciados para su comprobación", lo que motivó que el juzgado de Instrucción número 5 abriera una investigación que, "tras una exhaustiva investigación" fue archivada en febrero de 2018 y, ante el recurso de la Fiscalía, la Audiencia de Sevilla confirmó el sobreseimiento en marzo de 2019, según consta en la denuncia a la que ha tenido acceso este periódico.

El policía local que ha denunciado ahora a la Gepol, que fue disuelta por el Ayuntamiento en 2015, asegura que no ha coincidido con los miembros de este grupo policial en "ninguna de sus investigaciones", ni siquiera en la causa de las oposiciones de la Policía Local, que acabó con la absolución de los 45 procesados, si bien ahora la jurisdicción Contencioso-Administrativa ha anulado la primera de las oposiciones investigadas.

El denunciante sostiene que resulta "cuanto menos alarmante el conocimiento de sus datos personales para su identificación plena, habida cuenta de que a raíz de las investigaciones de las oposiciones de la Policía Local se pudo comprobar" que la Gepol disponía de una "extensa colección de ficheros descargados de la bade de datos oficial e información sobre todos y cada uno de los funcionarios de Policía Local en sus respectivos ordenadores, sin que mediara consentimiento, causa o investigación que justificase la posesión y utilización de los datos obrantes de las bases de datos oficiales de la Policía Local, como es el caso que nos ocupa", sostiene.

El agente asegura que el día de los hechos denunciados se hallaba prestando servicio en la cofradía del Cristo de la Corona, "a varios kilómetros" de Bellavista y además señala que su teléfono móvil lo posicionó en los alrededores de la Plaza de la Alfalfa, por lo que nunca estuvo en Bellavista y por lo tanto fue objeto de una "denuncia manifiestamente falsa sobre una simulación de delito".

La Gepol hizo constar también que existía un vídeo que recogía todo lo que se manifestaba en la denuncia, pero ese vídeo no ha sido "aportado para acreditar tales hechos, por lo que se presume que dicho vídeo sería igualmente falso y se hubiese hecho constancia del mismo a los solos efectos de dar credibilidad y verosimilitud a la denuncia", pero añade que lo más llamativo es el "reconocimiento expreso del denunciado de que el vídeo al que hace referencia esta convenientemente manipulado y con textos añadidos".

Por todo ello, el policía local solicita al juzgado que declaren los tres agentes que formaban parte de la Gepol, además de que se ponga a disposición del denunciante "los dispositivos informáticos utilizados por los denunciados (ordenador, discos duros, discos duros externos, etc.) a fin de que por un perito informático particular se proceda a su análisis integral del contenido existente y borrado para determina la existencia o inexistencia de vínculo alguno con mi representado o algún familiar".

De esta forma, los denunciantes quieren saber también "los datos de los funcionarios de la Policía Local utilizados por los denunciados, base de datos de procedencia y fecha de descarga", todo ello con la finalidad de acreditar la "vulneración del derecho de protección de datos, así como la utilización indebida de los mismos sin autorización judicial o personal".

Un juzgado de Sevilla ha abierto diligencias previas y ha reclamado al juzgado número 5 testimonio de la causa de la denuncia de la Gepol contra este agente, que fue archivada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios