Belén Villalobos

No hay tregua de agosto para las protestas en la Audiencia

  • Belén Villalobos quiere reabrir los casos por la muerte de su padre, su madre y su hermana, fallecidos entre 2001 y 2014 

  • Se manifiesta 10 horas ante la Audiencia el día 8 de cada mes desde hace cuatro años

Belén Villalobos, antes las pancartas sobre la muerte de su padre, madre y hermana Belén Villalobos, antes las pancartas sobre la muerte de su padre, madre y hermana

Belén Villalobos, antes las pancartas sobre la muerte de su padre, madre y hermana

Las vacaciones judiciales no cuentan para algunas personas que se manifiestan ante la Audiencia de Sevilla. Este 8 de agosto, como hace una vez al mes desde el año 2014, Belén Villalobos instaló su mesa para firmas, sus pancartas y sus bolsas llenas de documentación ante la Audiencia de Sevilla.  

Belén empezó su lucha con un intento de reabrir la causa judicial por la muerte de su padre, el coronel médico José Villalobos Cuadra, a los 84 años. Ocurrió el 8 de septiembre de 2010 y la muerte fue atribuida a causas naturales. Pero ella desea que se reabra y se impute al ciudadano boliviano Ángel C.A., que cuidaba del anciano dado que estaba impedido en una silla de ruedas.

Afirma disponer ya de cuatro informes forenses diferentes que admiten la posibilidad de que el coronel médico pudiese haber sufrido una muerte violenta por asfixia. Ha interpuesto dos denuncias pero “las autoridades judiciales no han hecho nada por aclarar la verdad y hacer justicia”, afirma Belén.

En cuanto al cuidador, denuncia que sobre él pesa una orden de búsqueda y captura emitida por la Sección Cuarta de la Audiencia de Sevilla a raíz de un caso de abuso sexual.

Con la lucha abierta en torno a la muerte de su padre, Belén emprendió luego un intento de que el juzgado de instrucción 10 reabriese las diligencias por el fallecimiento de su hermana Carmen en 2001, al caer desde la azotea de su casa. En este caso, Belén afirma disponer de mediciones hechas por arquitectos que demuestran que su hermana no pudo suicidarse sino que fue empujada por dos personas.

También quiere que se investigue el fallecimiento en 2014 de su madre, María Belén, por una posible negligencia médica. Belén Villalobos ha comentado a este periódico que el forense Luis Frontela le ha preparado un documento según el cual la parada cardíaca que sufrió la mujer pudo deberse a una hemorragia interna como consecuencia de una fractura de hombro. Belén entiende que los servicios de emergencia a los que pidió ayuda no supieron entender las posibles complicaciones que estaba experimentando la salud de su madre.  

Belén se manifiesta de 10 a 20 horas los días 8 de cada mes y afirma que lo seguirá haciendo “hasta que se aclare la verdad y se haga justicia”. Sus protesta está presidida por una gran foto de su padre con uniforme militar y el lema “Asesinado y sin justicia”. El resto de pancartas recuerdan a su madre y hermana o tienen un marcado matiz religioso. Su causa ha sido incorporada en la plataforma Hazte Oír, de corte católico y ultraconservador.

Pese a los 35 grados en la calle, este 8 de agosto Belén también aguantó en la explanada frente a la Audiencia. Estaba acompañada por una amiga y atendía a las numerosas personas que se acercaban para interesarse por su caso y para comentar alguna queja oída en la televisión sobre errores judiciales.

  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios