El caso de los ERE

La sentencia de los ERE triplicará en extensión a la del procés

El ponente de los ERE, el magistrado Juan Antonio Calle Peña, en una de las sesiones del juicio. El ponente de los ERE, el magistrado Juan Antonio Calle Peña, en una de las sesiones del juicio.

El ponente de los ERE, el magistrado Juan Antonio Calle Peña, en una de las sesiones del juicio. / raul caro / EFE

La sentencia de los ERE triplicará en extensión a la del 'procés'. Ya hay fecha para la sentencia más esperada en Andalucía. La Audiencia de Sevilla hará pública el próximo 19 de noviembre la sentencia del denominado "procedimiento específico" de los ERE, el primer juicio por las presuntas irregularidades en el pago de las ayudas sociolaborales y a empresas. Será además una de las sentencias más extensas que se hayan dictado jamás en España, puesto que superará los 1.700 folios, lo que triplica el fallo del procés, que tuvo 493 folios.

El magistrado ponente del caso, Juan Antonio Calle Peña lleva más de diez meses redactando el fallo, que será uno de los más complejos de la historia judicial española, según reconoció recientemente el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, quien comentó que la deliberación de la sentencia de los ERE es "de una complejidad enorme".

El ponente, que este verano sólo pidió cuatro días de vacaciones para continuar con la redacción de la sentencia, indicó al TSJA que había completado más de 50 archivos, redactados con carácter individual, donde se recogen diferentes hechos probados y fundamentos de derecho, que se integrarán en la sentencia final, un documento que tendrá más de 1.700 folios, triplicando los 493 folios del fallo que dictó recientemente el Tribunal Supremo por el desafío separatista del procés. Además, supera con creces la extensión de un libro: una de las versiones más completas del Quijote tiene unas 1.400 páginas.

Esta causa marcará el destino de los 21 ex altos cargos de la Junta que se han sentado en el banquillo de los acusados en el juicio por el denominado "procedimiento específico" de los ERE.

Junto a la extensión del fallo, cabe destacar la complejidad de los asuntos sobre los que el tribunal debe pronunciarse, sobre muchos de los cuales no existe jurisprudencia y la Sala ha tenido que recurrir a artículos doctrinales. Además, el tribunal ha manejado una documentación que supera los 1,2 millones de folios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios