Asesinato en tentativa

Queda libre una mujer de 71 años que apuñaló 15 veces a su hijo toxicómano

  • La mujer denunció el “calvario” a que la sometía su hijo, con robos y agresiones

  • El agredido falleció de sobredosis el 14 de enero y su cuerpo fue encontrado el 31

El juicio se celebrará posiblemente en la Audiencia de Sevilla El juicio se celebrará posiblemente en la Audiencia de Sevilla

El juicio se celebrará posiblemente en la Audiencia de Sevilla

El juzgado de instrucción 1 de Sevilla ha ordenado la salida de la cárcel de una mujer de 71 años que apuñaló 15 veces y golpeó en la cabeza con un martillo a su hijo de 38 años, toxicómano. La libertad, sin necesidad de depositar fianza, se ha producido dos meses después de la agresión y cuando el cuerpo de su hijo fue encontrado el pasado 31 de enero en el domicilio familiar tras su muerte por sobredosis.

La acusada es Inesa K., una mujer nacida en Ucrania pero jubilada en España después de varios años trabajando en el servicio doméstico.

La agresión ocurrió a las 5 de la madrugada del 2 de diciembre de 2020 en su domicilio de Los Pajaritos, cuando Inesa hirió gravemente a su hijo Dimytro, a quien apuñaló 15 veces con un cuchillo de 22 centímetros y le golpeó en la cabeza con un martillo.

Dimytro sufrió hundimiento y fractura del hueso temporal izquierdo, fractura de los huesos de la cara, neumotórax, perforación del diafragma y varias heridas en el tórax y abdomen. Permaneció varios días en estado grave en la UCI del Virgen del Rocío, por lo que Inesa fue encarcelada por un presunto delito de asesinato  en tentativa.

Un “calvario y miedo insuperable”

El abogado de la mujer, Juan de Dios Ramírez Sarrión, explica a este periódico que Inesa declaró a la Policía que su hijo le hacía “pasar un calvario”, le quitaba dinero de su cuenta bancaria y por la noche la despertaba cada tres o cuatro horas para exigirle  dinero con el que comprar droga, por lo que la tenía sometida a una “fuerte presión psicológica” y la convivencia “era imposible”.

Tras la última negativa de la madre en la madrugada del 2 de diciembre, se inició una fuerte discusión entre ambos hasta el punto de que su hijo le dio un fuerte mordisco en la mano. Según Inesa, eso le hizo perder los nervios y atacar a su hijo con un cuchillo jamonero que cogió de la cocina. También le golpeó en la cabeza con un martillo que la Policía encontró luego en una caja de herramientas.

Los vecinos declararon a la Policía que el hombre era drogadicto, que últimamente había empeorado su situación y sustraía muebles de su domicilio para luego venderlos.

Según Ramírez Sarrión, la mujer no quería denunciar a su hijo y le llevó a varios centros de rehabilitación, sin resultados. Llevó a cabo la agresión en un estado de "miedo insuperable".

"Cambio sustancial" en las circunstancias que la llevaron a prisión

El cuerpo de su hijo fue encontrado el 31 de enero  y, según el forense, su muerte debió producirse entre dos o tres semanas antes, en torno al 14 de enero, por “reacción adversa a sustancias estupefacientes”.

Aunque la Fiscalía de Sevilla solicitó el ingreso de la mujer en prisión incondicional, tras el hallazgo del cadáver  consideró que se había producido “una modificación sustancial de las circunstancias tenidas en cuenta para acordar la medida de prisión” y apoyó su libertad sin fianza.

Inesa salió de la cárcel en la noche del miércoles y este jueves depositó su pasaporte en el juzgado, única condición impuesta “dada su condición de extranjera”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios