La prueba estrella del juicio de los ERE

La elocuencia de los peritos

  • Los peritos de auxilio judicial y los propuestos por las defensas siguen enzarzados después de once tortuosas sesiones en un combate técnico que por el momento no arroja un claro vencedor

Los nueve peritos en el estrado del juicio de los ERE. Los nueve peritos en el estrado del juicio de los ERE.

Los nueve peritos en el estrado del juicio de los ERE. / EFE

Comentarios 6

Después de tres semanas de prueba pericial en el juicio de los ERE muchos se preguntan cómo va el partido. Si los tres peritos oficiales, los que trabajan en la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), están logrando imponer sus tesis acusatorias sobre las que mantienen los seis catedráticos de Derecho Financiero, Tributario y Administrativo que han elaborado contrainformes para las defensas de varios de los ex altos cargos de la Junta que se sientan en el banquillo de los acusados.

La respuesta evidentemente no es fácil, teniendo en cuenta sobre todo la complejidad técnica de la materia que se está tratando, pero sí cabe apuntar algunos detalles sobre la elocuencia de los peritos a lo largo de las 11 tortuosas sesiones que hasta ahora se han desarrollado de la prueba estrella del juicio de los ERE.

En cuanto a las formas, no cabe duda de que el jefe del equipo de la IGAE, Ángel Turrión, es un excelente testigo para las acusaciones. Destaca su puesta en escena, el tono de voz y la vehemencia con la que defiende los miles de folios que integran el informe pericial. Es muy quisquilloso a la hora de enumerar artículos, normas, leyes y preceptos que, según sostiene, avalan sus tesis.

Sobre la experiencia de los peritos de auxilio judicial, estos aseguraron el primer día de su comparecencia que también se les había encomendado por el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla la realización de sendos informes periciales en las macrocausas de los cursos de formación y de los avales de IDEA, algo que es cierto, pero también lo es que estos peritos obviaron comentar al tribunal que posteriormente esa designación realizada en su día por la juez Mercedes Alaya fue modificada por la nueva titular del juzgado, María Núñez Bolaños, quien encargó la elaboración de estas pruebas periciales a la Intervención General de la Junta de Andalucía (IGJA), no a la IGAE. Con lo cual, los peritos sólo han realizado el informe de los ERE.

Desde la bancada de las defensas, hay quien define al jefe de los peritos de auxilio judicial como el Forrest Gump del Derecho, comparando al perito con el magnífico papel interpretado en su día por el actor estadounidense Tom Hanks. De acuerdo con este símil, Ángel Turrión no pararía de leer y enumerar estos artículos, leyes y preceptos para defender sus tesis.

La contundencia del perito oficial está siendo desmontada en parte por las defensas

Pero frente a la persistencia del mensaje que con tanta insistencia trasladan los peritos de la IGAE –hay que recordar en este proceso intervienen no como interventores del Estado sino por su experiencia en la materia–, se alza la voz, no menos importante, de los catedráticos propuestos por las defensas que, en determinados aspectos, están logrando desmontar la tesis de los expertos oficiales.

Punto para los peritos de las defensas. Un buen ejemplo puede ser el no menos intenso debate suscitado en estas sesiones sobre el uso de las transferencias de financiación de Empleo al IFA/IDEA para el pago de las ayudas bajo sospecha. Aquí los peritos de la IGAE sostienen que estas transferencias sólo pueden ser utilizadas para equilibrar la cuenta de pérdidas y ganancias al ente instrumental al que se destinan, mientras que los propuestos por las defensas han acreditado que no existe esa única finalidad exclusiva y excluyente.

Hay quien define al perito Ángel Turrión como el “Forrest Gump del Derecho”

Otro ejemplo, Turrión aseguró en una de las sesiones de esta semana que hubo “riesgo” de menoscabo de fondos públicos. Con habilidad, el perito oficial ha citado varias de las sentencias dictadas por el Tribunal de Cuentas que han avalado que en determinadas ayudas muy concretas se produjo dicho menoscabo y han condenado a varios ex directores generales de Trabajo a la devolución de las ayudas.

Las defensas han contraatacado con el argumento de que si la Intervención de la Junta no realizó el denominado informe de actuación es porque, precisamente, no detectó ese menoscabo de fondos públicos. “Todos acertamos la Quiniela los lunes. Es fácil ser sabio cuando han ocurrido las cosas y ahora es fácil decir que existió riesgo de menoscabo”, le replicó Juan Zornoza, perito propuesto por el ex director general de Presupuestos Antonio Lozano y el ex presidente de la Junta José Antonio Griñán.

Interesante también ha resultado el debate sobre si el Parlamento andaluz fue “inducido a error” o no, en relación con el pago de las ayudas de la partida 31L, donde los peritos de uno y otro bando se han enzarzado en nuevas disquisiciones.

El combate técnico de los ERE sigue sin arrojar un claro vencedor, algo que puede considerarse un síntoma sobre todo porque, tras haber finalizado sus preguntas la Fiscalía Anticorrupción, aún no ha comenzado el interrogatorio por parte de las defensas de los 22 ex altos cargos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios