Estafa El falso cura que estafó tocando la “fibra sensible” de las personas

  • Condena de seis años por estafar a benefactores de una fundación de ayuda a ex presidiarios y personas marginadas

Manuel Tobaja tiene otra causa abierta por estafa en Sevilla

Manuel Tobaja tiene otra causa abierta por estafa en Sevilla

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la condena de seis años de cárcel impuesta al falso cura sevillano Manuel Tobaja Villegas por estafar a tres personas que hipotecaron sus viviendas para financiar las actividades de una fundación que supuestamente ayudaba a presos y personas marginales. 

El TSJA ha confirmado la sentencia de la Audiencia de Cádiz en Jerez de la Frontera, que condenó a Tobaja por conseguir que sus víctimas -un matrimonio y la hermana del marido- hipotecasen sus viviendas y le entregasen los préstamos hipotecarios de 90.000 y 85.000 euros que recibieron.

Dice el TSJA que el condenado explicó a los estafados que presidía una fundación llamada Luz del Mundo dedicada a la rehabilitación de presos y marginados pero que en ese momento carecía de liquidez, y les “convenció de su magnánimo propósito y finalidad”, utilizando un “engaño bastante y suficiente, intentando además incidir en fibras sensibles del comportamiento humano” en cuanto al destino que iba a dar a los fondos.

“Resulta claro y acreditado que urdió un plan preconcebido para aparentar una solvencia económica, con incluso interposición de una persona que dijo haber visto el cheque de más de 11 millones de euros” que Tobaja iba a recibir por los  derechos de autor de un libro que había escrito sobre su experiencia de siete años en cárceles de Puerto Rico, donde también fue condenado por estafa y apropiación.

La sentencia del TSJA, facilitada a este periódico por el gabinete de prensa del tribunal, afirma que “el plan urdido por el acusado en modo alguno era burdo, sino perfectamente apto para producir el engaño pretendido, convenciéndolos con su imagen externa de solvencia económica”, a lo que añadió la exhibición del inmueble que era sede de la fundación en Sevilla y la presentación de terceras personas que afirmaban cada punto de los alegados por el acusado.

Tobaja, que tiene otra causa en Sevilla por una estafa similar pendiente de juicio, ya fue condenado en los años 90 por estafa en Sevilla y huyó a Puerto Rico, donde afirma haber sido ordenado sacerdote legalmente.

Según la sentencia de Jerez ahora confirmada, el falso cura “hizo creer a sus víctimas que era una persona muy adinerada y dedicada abnegadamente a una labor benefactora”, alguien  “en quien se podía confiar y que estaba entregado a la ayuda a los demás”. “Desempeñó convincentemente su papel de admirable filántropo”, según los jueces.

El TSJA confirma la absolución de un segundo acusado, el prestamista Santiago M.G., por falta de pruebas de que  actuase de acuerdo con Tobaja para beneficiarse de los préstamos hipotecarios ni que conociera el engaño desarrollado.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios