Abusos a menores

Condenado a 14 años por violar a un niño y obligarle a practicar sexo con sus hermanas

  • Tiene otra condena de 15 años por violar a la hermana mayor

  • Los padres fueron condenados por maltrato pero no conocían los abusos

El juicio se desarrolló en la Audiencia de Sevilla El juicio se desarrolló en la Audiencia de Sevilla

El juicio se desarrolló en la Audiencia de Sevilla / Belén Vargas

Comentarios 11

Un hombre de 65 años ha sido condenado a 14 años y tres meses de cárcel por violar a un niño de seis años y obligarle a practicar sexo con sus dos hermanas. Los niños vivieron un infierno en el que eran maltratados por sus padres y otra sentencia de 2016 condenó al acusado a 15 años de cárcel por violar a la hermana mayor.

Según la sentencia de la Sección Primera de la Audiencia, a la que ha tenido acceso este periódico, el acusado J. J.B.  convivió hasta 2014 en una casa de campo de la provincia de Sevilla junto con el matrimonio formado por J. J. F. R. y su esposa M. C. F. R. y sus tres hijos, dos niñas de 5 y 10 años y un niño de seis.

Posteriormente frecuentó a los menores en un pueblo de Sevilla, donde los niños vivían con la hermana de la madre, designada como guardadora de los menores por la Junta.

Según los jueces, en fechas no determinadas de  2013 y 2014, en numerosas ocasiones, el procesado aprovechó que se quedaba a solas con los menores para obligar al niño, que tenía seis y siete años, a desnudarse y caso de no hacerlo le pegaría con una vara.

Le exigía que atase a sus hermanas y llevara a efecto con las mismas comportamientos sexuales y coitos, y también le obligaba a contemplar los actos sexuales que practicaba el acusado con sus hermanas. Por las agresiones sexuales cometidas contra la mayor de las hermanas, fue condenado en 2016 a 15 años de cárcel.

Durante ese periodo de tiempo, en muy diversas ocasiones, el procesado agredió sexualmente al niño, le obligó a practicarle felaciones o se las hacía él mismo a la víctima.

El acusado le amenazaba con frases tales como “te doy con una caña”, “un palizón te vas a llevar”, “hijo de puta”, “cabrón”, “guarro”, “asqueroso”, y cuando el menor le indicaba que se lo iba a decir a sus padres el procesado le amenazaba: “te vas a enterar”.

Durante el juicio, el fiscal pidió las mismas condenas para los padres, pero según los jueces “no consta acreditado que el menor, ni alguna de sus hermanas comunicaran a sus padres el comportamiento que tenía el acusado”, ni pidieran a los progenitores que no les dejaran a solas con él.

Lo que sí hubo fue una denuncia contra los padres por malos tratos, que en noviembre de 2016 fueron condenados y se les impuso una medida de alejamiento que concluyó en marzo de 2017.

La condena por violación incluye una indemnización de 20.000 euros al niño por las agresiones sufridas “y lo más grave”, porque podrán acarrear al menor en su desarrollo personal “graves problemas, como aseguran los psicólogos especializados, en cuanto que podrá repetir esos comportamientos con sus iguales o con niños o niñas más pequeños, lo que habrá de conllevar un serio esfuerzo por parte de los equipos de tratamiento” a fin de mitigar esas negativas secuelas.

La mayor de las menores, según una sentencia de 2016 de la Sección Séptima, fue víctima de agresiones sexuales continuadas por parte de J.J.B., condenado por ello a 15 años de prisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios