La resaca de la sentencia de los ERE en diez claves El almuerzo de Chaves con Zarrías y Pizarro, los nervios y "fusilamientos" de Carmelo Gómez y la reaparición de Susana Díaz

  • Diez apuntes del día posterior al fallo de condena de la Audiencia de Sevilla

Manuel Chaves a su llegada al Palacio de Justicia Manuel Chaves a su llegada al Palacio de Justicia

Manuel Chaves a su llegada al Palacio de Justicia / Antonio Pizarro (Sevilla)

1. La situación de Chaves y Griñán es delicada no solo por las condenas. Ambos políticos siempre han llevado un estilo de vida austero. No tienen grandes patrimonios y han ejercido siempre como cabezas de familia a la hora de proporcionar los ingresos económicos necesarios para sacar adelante a sus respectivas familias. Los ex presidentes del Gobierno de la Junta de Andalucía, ya jubilados, no reciben ninguna suerte de pensión o cesantía como tales. Chaves vive en los bloques de construcción moderna de la Avenida de la Palmera de Sevilla, un eje urbano nacido para la Exposición Iberoamericana de 1929, y Griñán reside en su casa de toda la vida en el Aljarafe. En su día ambos formaban parte de un grupo de amigos aficionados a asistir al cine los domingos por la tarde. Después solían acudir a cenar a un conocido restaurante de la calle Antonia Díaz, en el barrio del Arenal. Con ellos se podía ver en ocasiones a la conocida socialista Amparo Rubiales. Este mismo grupo de amigos organizaba con cierta frecuencia algunos viajes a los que Chaves y Grinán faltaron en ocasiones por motivos de economía familiar.

2. Chaves suele acudir todas las mañanas al gimnasio al que está abonado en el barrio del Porvenir. Lo hizo el lunes, vísperas de la publicación de la sentencia. A mediodía de este miércoles se le ha visto almorzar en el restaurante Huracán, en el barrio de los Bermejales, en una mesa de seis comensales en la que estaban, entre otros, el ex consejero Gaspar Zarrías, su compañero inseparable y mano derecha en sus principales cargos en la vida pública, y Luis Pizarro. El ambiente fue distendido. El menú: pescado a la plancha, regado con vino blanco y tinto de la marca Ramón Bilbao. A las cinco de la tarde aún disfrutaban de la sobremesa.

3. La sentencia ha acabado con los ex presidente de la Junta desde el punto de vista social. Incluso alguno ya proclamó su "muerte civil" antes de la resolución. Tantos años de instrucción y juicio han terminado por minarles la moral. Tal vez el mayor patrimonio para quienes han sido ministros y presidentes del PSOE era el del honor, que ahora ha quedado laminado, sobre todo por las penas de inhabilitación.

4. Chaves es más fuerte y así se muestra en algunas apariciones públicas. Recientemente asistió a la presentación del libro El cambio andaluz, de Juan Manuel Marqués, una obra que analiza por qué perdió el PSOE el Gobierno de Andalucía. Susana Díaz contraprogramó aquella jornada la presentación de la obra con un acto para alcaldes socialistas. Al acto de presentación del libro asistieron destacados miembros del Ejecutivo de coalición de PP y Cs y también el ex presidente socialista José Rodríguez de la Borbolla. José Antonio Griñan, en cambio, no asiste a casi ningún acto público. Está anímicamente hundido desde el principio del proceso.

5. El sanchismo confía para Andalucía en la ministra María Jesús Montero, que fue sucesivamente viceconsejera de Salud, consejera de Salud y consejera de Hacienda con tres presidentes distintos: Chaves, Griñán y Díaz. Fuentes socialistas aseguran que Montero ha contactado en privado con los ex presidentes condenados, al igual que Pedro Sánchez también lo habría hecho una vez conocida la sentencia.

Restaurante El Huracán, en el barrio de Los Bermejales de Sevilla Restaurante El Huracán, en el barrio de Los Bermejales de Sevilla

Restaurante El Huracán, en el barrio de Los Bermejales de Sevilla / D. S. (Sevilla)

6. En Andalucía y especialmente en Sevilla, las bases socialistas no tienen especial simpatía por Susana Díaz, salvo sus fieles que son cada vez menos. Pero sí es cierto que entre las elecciones, el pacto de gobierno que se negocia con Podemos y ahora las condenas de los ERE, la atención no está precisamente fijada en la renovación del PSOE andaluz. Algunos confían en que en el momento que haya un congreso, una votación, unas primarias o lo que sea oportuno estatutariamente, el Comité Federal no sólo no pondrá ni media traba a la salida de Susana Díaz, sino que dejará hacer a los militantes deseosos de orillar a Díaz.

7. La ministra María Jesús Montero goza de muchos adeptos, aunque sus partidarios advierten del riesgo de que sea achicharrada antes de tiempo, precisamente por efecto de una condena que fulmina la gestión de dos ex presidentes de la Junta de los que fue consejera. Si María Jesús Montero da el paso habría que configurar un aparato político regional a su medida. Ella, licenciada en Medicina, no se ha trabajado internamente el partido, no conoce bien las entrañas, cosa de la que sí puede presumir Susana Díaz. Precisamente hay que recordar que la falta del control interno del partido fue un lastre para José Antonio Griñán.

José Antonio Griñán, a su llegada del Palacio de Justicia José Antonio Griñán, a su llegada del Palacio de Justicia

José Antonio Griñán, a su llegada del Palacio de Justicia / Antonio Pizarro (Sevilla)

8. Que nadie se llame a engaño. Si Pedro Sánchez y Susana Díaz mantienen un contacto fluido en este momento es porque ambos están interesados en que así sea coyunturalmente. Sánchez está concentrado en el pacto de gobierno y no se puede permitir la apertura de más frentes. Al menos de momento. El presidente del Gobierno en funciones, como cientos de militantes andaluces, no se fía de Susana Díaz en ningún momento. En ocasiones se han profesado un odio casi africano. El gran problema de Díaz es que ya difícilmente genera confianza.

9. Susana Díaz rompe su silencio mañana jueves en un programa de televisión nacional, previsiblemente en Al Rojo Vivo (La Sexta). Resucita al tercer día de la sentencia. Hasta ahora ha delegado el pronunciamiento del PSOE andaluz en los subalternos Juan Cornejo y Carmelo Gómez. Gómez, por cierto, se ha encendido en la entrevista con Jesús Vigorra, en Canal Sur Radio, al mostrarse visiblemente incómodo al ser cuestionado sobre el silencio de Díaz. Le han faltado tablas y templanza pese a los años que lleva en política.Y peor aún ha estado al ser interrogado directamente por Chaves y Griñán: "¿Qué hacemos? ¿Los fusilamos?".

10. Nadie dude tampoco de que Susana Díaz tiene muy claro al día de hoy que se presentará a la reelección como secretaria general del PSOE andaluz. No conoce otra vida que la política. Se ha criado en el aparato del partido desde las Juventudes Socialistas. El PSOE es su vida. La política es su prioridad absoluta desde que era muy joven, cuando ya daba muestras de la intensidad de su carácter. Susana Díaz no tiene un Registro de la Propiedad al que volver como Rajoy, ni una plaza de inspector de Trabajo ganada como Griñán. Díaz ha laminado a todos sus rivales hasta ahora de forma directa o indirecta. El último fue su portavoz Mario Jiménez, orillado cuando dejó de ser útil a sus intereses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios