Ampliación del Metro de Sevilla

La línea 3 se plantea en superficie desde el cruce Palmera-Eritaña

  • Tres argumentos contra el trazado subterráneo son el paso inferior de Bueno Monreal, la amplitud de la Palmera y la cuestión presupuestaria

La avenida de Eritaña en el cruce con la Palmera, a la altura de la clínica de Fátima. La avenida de Eritaña en el cruce con la Palmera, a la altura de la clínica de Fátima.

La avenida de Eritaña en el cruce con la Palmera, a la altura de la clínica de Fátima. / D.S.

La consejería de Fomento de la Junta ha ratificado esta semana que va a estudiar seriamente la opción de llevar la línea 3 del Metro en superficie desde la Palmera hasta el final, es decir, hasta el Hospital de Valme. También añade que por ahora no puede confirmar si se hará bajo tierra o no.

Si nos vamos al proyecto original de la línea 3 que se acabó de redactar en 2011, el Metro sale a la Palmera prácticamente por la avenida de Eritaña, donde se produce el giro de la línea tras recorrer la avenida de la Borbolla.

Si no hay cambios en este punto de giro cuando se actualice el proyecto, eso supone que el Metro saldría a la superficie a la altura de la Clínica de Fátima y desde ahí continuaría hasta Bermejales, Palmas Altas y el Hospital de Valme.

El cruce de la línea 3 del Metro a la Palmera. El cruce de la línea 3 del Metro a la Palmera.

El cruce de la línea 3 del Metro a la Palmera. / Departamento de Infografía

En el proyecto original este recorrido se hacía de forma subterránea hasta el estadio del Betis. Una alternativa planteaba sacar el Metro en superficie a través de una rampa a la altura de la estación Pineda. Y otra alternativa seguir en subterráneo hasta Bermejales y hacer en superficie las prolongaciones posteriores.

La cuestión a la que tiene que responder Fomento, si finalmente se decanta por la opción superficial, es por qué motivos es mejor descartar un trazado subterráneo desde la Palmera, en su cruce con Eritaña. Los argumentos tendrá que exponerlos cuando saque a licitación la revisión y actualización de este tramo sur de la línea 3 (será de aquí a marzo de este año, según la previsión oficial).

¿Por qué puede interesar a la consejería de Fomento ampliar el trazado superficial en este punto de la ciudad? Hay varias teorías posibles.

En primer lugar, por la existencia del paso subterráneo de Bueno Monreal. Evitar una línea subterránea en toda la Palmera supone librarse de adecuar su rasante para atravesar bajo tierra este paso inferior. Así opinan también expertos consultados por este periódico: “El paso subterráneo de Bueno Monreal es uno de los condicionantes para la línea subterránea: obliga a profundizar el trazado de forma importante”.

La segunda cuestión, según los expertos consultados, es que la anchura y amplitud de la avenida de Palmera es importante, lo que que permite un trazado en superficie, en su caso con plataforma segregada, sin grandes inconvenientes al tráfico ni a los peatones.  

En tercer lugar está el aspecto presupuestario, que también es clave: llevar bajo tierra la línea 3 siempre es más caro, y si se hace en superficie de paso se reurbanizan las avenidas por las que pasa. La idea más lógica es que atraviese la Palmera en el centro de la calzada, de forma que el tráfico pueda ir por los carriles laterales.

El debate está abierto. La consejería de Fomento está negociando con el Ayuntamiento de Sevilla los detalles técnicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios