La novia del azul

Esta pintora carmonense vive un momento de esplendor y gran producción como cartelista. Huele a Quizás de Loewe, se levanta en plena noche para anotar en el cuaderno de bocetos y en los actos sociales solo bebe Cruzcampo. ¿Quién se atreve a pintar al Cachorro de color azul y salir triunfante del encargo? Su obra vertebra Andalucía y se expande ya por toda España.