Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

GRANDES DEL FLAMENCO | CRÍTICA

Una misma cultura

  • Luis Ybarra entrevista a los 31 ganadores del Premio Compás del Cante de la Fundación Cruzcampo

El periodista Luis Ybarra entrevista a los 31 artistas que han recibido el Premio Compás del Cante que anualmente concede la Fundación Cruzcampo como forma de visibilizar y potenciar el conocimiento del Arte Jondo entre la sociedad sevillana y andaluza. Por esta última razón, el galardón, que nace naturalmente en Sevilla, se ha entregado en los últimos años en Córdoba, Málaga, Granada o Huelva. Evidentemente, algunos de los premiados ya no están. Por eso las respuestas a las preguntas a Morente las ofrece su hija Estrella o las de Gades Eugenia Eiriz, su viuda y presidenta de la fundación que lleva su nombre. Entre las respuestas destacamos, por ejemplo, una de Manolo Sanlúcar en la que señala que las diferentes estéticas del flamenco, léase Pastora Pavón, Marchena, Mairena o Caracol, son manifestaciones complementarias de una misma cultura y esta diversidad es la que le aporta grandeza a este arte. José Menese señala la influencia que Rafael Romero tuvo en su cante. Nos quedamos también con el recuerdo de Gades de una frase de Vicente Escudero: "bailar baila cualquiera. Pero caminar, eso sólo lo hacen los grandes". El Güito subraya que hoy no se baila por soleá sino por bulería por soleá.

Portada del libro de Luis Ybarra. Portada del libro de Luis Ybarra.

Portada del libro de Luis Ybarra.

El galardón Compás del Cante se entregó por vez primera en 1984, y en la primera edición el premio recayó en la figura de Manuel Mairena, como cantaor fundamental de la historia del flamenco contemporáneo y como representante de la casa cantaora de los Mairena. Después del de los Alcores, el Compás del Cante ha sido entregado a figuras como Fosforito, Pansequito, El Chocolate, Fernanda de Utrera o Chano Lobato. También a guitarristas, tan solo siete: Paco de Lucía, Manolo Franco, Manuel Morao, Rafael Riqueni, Paco Cepero, Juan Habichuela y el mencionado Sanlúcar. Y bailaores como Eva Yerbabuena, Matilde Coral o Milagros Mengíbar. Y, por supuesto, la maestra Pilar López, que lo recogió en 1988, lo que supuso un reconocimiento de la Fundación Cruzcampo a esa edad de oro de la danza flamenca que representó López junto a La Argentinita y Antonia Mercé 'La Argentina'. Pilar López era nuestro Rafael Alberti, como Juan Valderrama que, por cierto, jamás recibió el galardón. Estas cosas pasan. Tan sólo en tres años, desde sus inicios en 1984, dejó de entregarse la distinción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios