Wim Mertens | Compositor "Con los minimalistas aprendí que era posible acercarte a la música de un modo heterodoxo"

  • El creador belga regresa este sábado al Teatro Lope de Vega, con todas las entradas agotadas, para presentar 'Inescapable', el proyecto que revisa su legado con nuevas combinaciones y texturas

El compositor y musicólogo belga Wim Mertens tocando el piano en uno de sus conciertos. El compositor y musicólogo belga Wim Mertens tocando el piano en uno de sus conciertos.

El compositor y musicólogo belga Wim Mertens tocando el piano en uno de sus conciertos.

Wim Mertens (Neerpelt, Bélgica, 1953) celebra su fértil carrera de cuatro décadas en su nueva gira, que este sábado (20:30) recala en Sevilla con todas las entradas agotadas. "El Lope de Vega es un teatro maravilloso donde ya he tocado varias veces y tengo un público fiel, es casi como si regresara a casa", comenta el compositor al otro lado del teléfono y antes de actuar en el Palau de la Música de Barcelona.

El tour Inescapable arrancó el 15 de noviembre de 2019 y conmemora su incombustible dedicación a la música desde que en 1980 inició una obra que, asociada al minimalismo, le ha llevado a colaborar con los más grandes creadores europeos como el cineasta Peter Greenaway -en la banda sonora de El vientre del arquitecto- o el director de escena Jan Fabre. Inescapable es también el título del cofre recopilatorio que incluye cuatro CDs y cinco horas de música, de las cuales ofrece en estos conciertos una síntesis "en función de la respuesta que obtengo del público".

Reconoce Mertens que en este proyecto con el que recorre el mundo no ha querido mostrarse enfático ni señalar qué títulos deberían quedar como su legado. "Mi objetivo no era trazar un recorrido cronológico por mi obra sino más bien plantear una especie de banda sonora de unas cinco horas de escucha". El título Inescapable, que en español podemos traducir como "inevitable", se refiere -continúa- "a mi manera de enfrentar la composición. Cuando comienzo a crear intento que la materia musical me hable y me revele cómo debo proceder para componer la pieza; es decir, que mi música estaba ahí contenida y no podría haber sido escrita de otra manera, se me impuso como algo inevitable".

La caja de Inescapable incluye 61 composiciones y las más antiguas se remontan a los años 80. Mertens, guitarrista, pianista y contratenor, debutó con una grabación de música electrónica que se usó como sonido para las máquinas de pinball, For amusement only. Antes había trabajado como musicólogo y productor de radio. Para seleccionar este material, en su mayoría registrado en compactos y vinilos, el belga ha buceado en archivos de las últimas cuatro décadas, "asumiendo una gran operación retrospectiva".

De su próximo álbum avanzará el tema 'European Grasses', "una reflexión personal sobre Europa"

En la gira le acompañan músicos muy jóvenes, lo que le divierte, porque le permite arriesgar y ofrecer aproximaciones nuevas a sus temas grabados. Todo el material que se escucha en estos conciertos está contenido en Inescapable aunque sorprenderá el material inédito que presenta, especialmente el ambicioso y envolvente tema European Grasses, "que formará parte de mi próximo álbum y es en gran medida una reflexión personal sobre la Europa de hoy".

Asociado durante décadas a la etiqueta minimalista junto a colegas como Philip Glass, Steve Reich o La Monte Young, Mertens cree que "el minimalismo no me define en un sentido puramente estético pero sí reconozco que fue importante en los inicios de mi carrera, cuando en la década de los 70 trabajé como productor musical y como periodista para la radiotelevisión belga. En ese momento tuve la suerte de conocer a muchos célebres compositores estadounidenses minimalistas y de producir sus conciertos. Glass, Reich o Riley me enseñaron, a mí y a mucha otra gente, que era posible aproximarte a la música de un modo menos ortodoxo y que cada uno debía buscar su propia voz y su enfoque, aunque yo no los seguía en su aproximación conceptual al sonido".

"Mi instrumento favorito ahora es el arpa pero comencé estudiando guitarra clásica española"

Mertens contó con una buena educación musical desde la niñez, animado por su familia, y a los ocho años ya estudiaba guitarra clásica española. "Fue mi primer instrumento y luego en la adolescencia comencé a estudiar también composición y piano, canto e improvisación. Pero en los años 60 en Bélgica no era fácil disponer de buenos profesores de guitarra y yo estaba insatisfecho con mi educación. Tuve una crisis personal y al cumplir los 18 años abandoné el conservatorio y me marché a la Universidad para estudiar Ciencias Políticas y Musicología. Diez años más tarde, con 27 o 28 años, empecé a escribir algo radicalmente distinto de lo que hacían los jóvenes compositores belgas del momento. Necesitaba diversificar mis conexiones para encontrar mi propio territorio y una voz diferente, así que trabajé primero con música electrónica y me relacioné con la escena del pop, el jazz y las artes escénicas".

Hoy, Mertens confiesa que le sigue apasionando la guitarra española "aunque ahora mi instrumento favorito es el arpa, que tiene una larga historia de miles de años, es un instrumento muy pesado y por eso ligado al suelo, muy terrenal, y también arrastra mucha información de las civilizaciones e imperios pasados, como Asiria y Babilonia. Yo lo uso en mis nuevas composiciones e incluso hago transcripciones para arpa de algunos de mis temas".

Wim Mertens (Neerpelt, Bélgica, 1953). Wim Mertens (Neerpelt, Bélgica, 1953).

Wim Mertens (Neerpelt, Bélgica, 1953).

A lo largo de su carrera, a Wim Mertens le ha interesado explorar cómo suena una composición cuando es tocada por diferentes ensembles y esta gira le da la oportunidad de presentar esos hallazgos al público. "Me gusta remodelar el material original con diferentes arreglos, con distintas combinaciones instrumentales y discursos melódicos. En algunos países, por ejemplo Polonia, he apostado por una formación de voces y piano; en otros dominan los tríos y quintetos de cuerda. No me interesa depender de un cantante o intérprete. Para cada audiencia me gusta desarrollar una fórmula sonora diferente de modo que pueda, aunque tal vez sea una idea algo naif, construir mi propia audiencia en cada concierto. Mi inspiración viene sobre todo del público que me sigue fielmente durante todos estos años. Ellos son, en última instancia, quienes deciden como ha de sonar mi música, qué textura debe tener".

"Mi inspiración viene sobre todo del público que me sigue fielmente durante todos estos años"

"Actuar en directo sigue siendo una fiesta para mí", asegura Mertens. "Me siento muy afortunado de regresar a España, un país esencial en mi carrera. En los años 80 me sentía un rebelde incomprendido. Mis primeros conciertos fuera de Bélgica los di en Sicilia, España y Grecia, donde me encontré con un público entusiasta y cálido, muy distinto al de mi país, y esa respuesta me estimuló muchísimo para abordar mis siguientes proyectos. Componía y ensayaba en Bélgica pensando realmente en cómo recibirían fuera esa música".

"En los 80 era un rebelde incomprendido en Bélgica. Mi carrera despegó gracias a Italia, España y Grecia"

Al creador de hitos como Struggle for pleasure le interesa mucho "la tradición oral y cómo las formas musicales y los sonidos se transmiten oralmente de un intérprete a otro sin que medien partituras", una predilección que subyace tras su gusto "por el cante y el baile flamenco".

A Mertens, por último, le gustaría regresar a España para presentar su gran ciclo musical Qua. "Es un proyecto que suma muchísimas horas de música y que sólo se ha presentado en Bélgica, me llevó 21 años grabarlo y ahí está recogido mi modo de agrupar instrumentos, de componer, y la que sigue siendo mi mayor ambición: crear obras nuevas que estén conectadas con músicas antiguas e históricas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios