Lüger

"Sinceramente, creemos que esto nos llevará a la ruina"

  • El grupo madrileño Lüger se presenta en el Monkey con una tonelada de críticas entusiastas hacia un directo rompedor de complejos desarrollos instrumentales

Lüger es el resultado de disponer sobre un escenario las pistolas alemanas de la I Guerra Mundial, el partido antinazi germano de la revolución intelectual juvenil de 1968, el ideario maoísta, el kraut, la psicodelia y muchas ganas de armar jaleo. A pesar de que ellos mismos declaren que "el único vínculo que tenemos con el SDS y la revolución del 68 alemán es el pelo de nuestro teclista", lo cierto es que la banda madrileña juega continuamente con referencias que apuntan al underground alemán de los setenta. En directo suenan a un quilombo "cós mico" compuesto por capas y más capas superpuestas de sonidos estridentes entre los que asoman la cabeza melodías sorprendentes. Sólo llevan un año trabajando juntos, pero sus integrantes llevan tiempo dando guerra en otras formaciones como SteelWood, Jet Lag o The Awesome J'Haybers. Tras el lanzamiento de su primer trabajo, ya preparan el segundo disco.

En Lüger, ¿dónde empieza la coña y dónde la honestidad?

Somos muy sinceros en todo lo que hacemos, por lo tanto siempre estamos de coña.

¿Cómo habéis hecho para coincidir cuatro tipos con unos gustos tan atípicos?

No creemos que nuestras influencias sean muy extremas o atípicas. Un extremo atípico era Quique Estebaranz , que jugaba a banda cambiada. Nosotros con nuestra banda no queremos cambiar nada.

Hace nada vimos a Damo Suzuki en Sevilla, este fin de semana escucharemos a Faust en el Monkey, bandas como Pony Bravo o Tanhäuser reconocen sus influencias kraut... ¿Qué está sucediendo con este género en España?

Hay que diferenciar entre el kraut y la cara dura. Hoy en día si te tiras un pedo y le pones cascabeles llega un periodista y lo llama "kraut". Con esto no nos estamos refiriendo a los grupos que mencionas sino a que está bastante de moda la palabra. Hemos llegado a leer que Los Planetas hacen kraut.

¿Os dan rabia las etiquetas?

Ya somos mayorcitos para poner nombres a esto o aquello. Nos gusta más que nos los pongan.

He leído que le veis cierta similitud a la pistola alemana Lüger y al urinario de Marcel Duchamp.

¿Has leído eso? El que contestó esa entrevista estaba de borrachera con el mismísimo Dadá.

Habéis cambiado de formación. ¿Cómo puede influir este cambio de formato?

Hemos cambiado de guitarrista y cantante pero seguimos siendo cinco. No influye en nuestra manera de componer, seguimos yendo al local y soltando ruido tras ruido. Cuando tenemos la suerte de que cuatro o cinco ruidos concuerdan liamos una que flipas. Cuando no, seguimos intentándolo.

¿Y cómo os las arregláis en directo para no perderos en esos desarrollos instrumentales tan largos con sólo un año juntos?

Todas nuestras canciones tienen una estructura fácil, aunque sea larga. No hay problemas para guiarnos dentro de un tema. En A Coruña se le estropeó la pedalera al antiguo guitarrista y como iba como Las Grecas no había manera de arreglarla. El resto nos marcamos una improvisación de quince minutos que, al parecer, es lo mejor que hemos hecho. Una pena que no nos acordemos de cómo iba.

Se habla mucho del presunto renacer de la escena underground madrileña, en la que se os incluye: ¿qué es para vosotros eso del underground?

En Madrid hay muchos grupos pero también hay mucha gente, es una cuestión de probabilidad. A nosotros nos gustaría que nuestra música llegara a todo el mundo y poder quitarnos la etiqueta de underground, pero lo vemos tan jodido… Mientras tanto vamos a seguir haciendo canciones, el que quiera que las escuche.

Habéis grabado con Paco Loco en El Puerto, donde tocaréis esta misma semana: ¿qué os parecieron El Puerto y Paco Loco?

La palabra que usaríamos para definir al Puerto es "amigable". Desde la primera vez que bajamos nos sentimos como en casa y eso es gracias a los lugareños, que nos han tratado muy bien. Paco no nos trató tan bien, nos gritaba, nos pegaba, pero le queremos igual.

No lleváis ni un año con Lüger y ya os apabullan a entrevistas y a críticas apasionadas: ¿a dónde creéis que os llevará todo esto?

Las críticas buenas nos gustan, las malas no tanto. Somos muy mundanos. Sinceramente creemos que esto nos va a llevar a la ruina. Somos gente muy pobre y los promotores que viven en sus palacios acariciando gatos de angora nos tratan muy mal. Del grupo esperamos poder seguir grabando discos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios