Primer contacto

Audi Q2, preparado para la segunda ola

  • Desde julio de 2016 está a la venta el Q2, un SUV de tamaño pequeño cuya versión más accesible cuesta ahora, con la versión 35 TFSI, 27.960 euros. Ahora Audi introduce modificaciones en su aspecto, en algún motor como el 1.0 TFSI y más en equipamiento.

Audi Q2, preparado para la segunda ola Audi Q2, preparado para la segunda ola

Audi Q2, preparado para la segunda ola

El Audi Q2 moderniza su aspecto introduciendo algunas diferenciaciones respecto a la versión lanzada hace cuatro años. Ahora, por ejemplo, toman en su frontal mayor peso los elementos poligonales -sobre todo, en el acabado S-Line- que están situados en las entradas de aire, a los lados de la parrilla. Esta ha sido rediseñada y reposicionada: queda más baja, para que sea compatible con las tres entradas de aire del inicio del capó. Además, cambian los paragolpes -los responsables de que la longitud de la carrocería sea, ahora, 1,7 mm mayor que antes: 4,28 m-, incluyendo los difusores.

Las funciones de iluminación de los faros se realizan con LED y, ahora, existe la opción de que añadan los LED Matrix, con los cuales se logra sacar el máximo partido a la luz de carretera en tanto que se puede conseguir que funcione todo el tiempo. Si estos se incorporan, los intermitentes dinámicos se incluyen de serie en los pilotos traseros.

Conectividad de coche grande

En el interior el cambio más notable está en la forma en la que se muestra la información o se manejan los equipos de entretenimiento y navegación. Así, si bien de serie la instrumentación situada tras el volante es analógica, en el nivel más alto es sustituida por una pantalla de 12,3”, la del Virtual Cockpit. Por otro lado, es de serie en todos los niveles la del MMI radio plus, con radio digital y 7” -se maneja desde el mando giratorio situado entre los asientos aunque también responde a la voz- que puede ser reemplazada por una de 8,3” -paquete Connectivity- con preparación para navegador. Este está incluido en el siguiente nivel, el paquete Navegación Plus.

En las versiones de más equipamiento la pantalla central puede ser de hasta 8,3". En las versiones de más equipamiento la pantalla central puede ser de hasta 8,3".

En las versiones de más equipamiento la pantalla central puede ser de hasta 8,3".

Este incorpora los servicios Audi Connect a través de la conexión LTE -banda ancha inalámbrica preparada para tratar datos a alta velocidad- de manera que se puede disponer de Google Earth o información online del tráfico. La incorporación del Wifi también da pie a que los pasajeros puedan conectar sus dispositivos al Audi Q2 y disfrutar de esa velocidad de los datos. Son novedad la llamada de emergencia o servicio o el control remoto que permite abrir o cerrar el coche desde el teléfono móvil, además de conocer autonomía, nivel del depósito… Todo a través de la aplicación MyAudi.

En cuanto a las ayudas a la conducción, es de serie el avisador de colisión o atropello que puede llegar a activar los frenos. Otros, como el control de velocidad adaptativo y el control de salida del carril se ofrecen dentro de un paquete junto con el navegador, la instrumentación digital, etc; mientras que hay uno enfocado a facilitar al máximo las maniobras de aparcamiento -sensores, cámara, etc- que incluye el aviso de cambio de carril y el asistente de tráfico cruzado trasero. El Audi Q2 también pude contar con una cámara que reconoce señales de tráfico o el asistente que se ocupa de aparcar automáticamente a este SUV.

Dirección progresiva de serie

No hay más cambio en el chasis que la incorporación de la dirección progresiva de serie en toda la gama -se endurece a medida que aumenta el grado de giro del volante para ganar precisión, lo que es muy de agradecer según comprobamos- que, además, puede disponer de una suspensión deportiva con muelles más cortos -es una opción sin coste en el acabado s-Line- junto con pinzas de color rojo para los frenos o un elemento en el escape que varía el ruido del motor.

El chasis tiene muy pocos cambios respecto a la versión lanzada en 2016. El chasis tiene muy pocos cambios respecto a la versión lanzada en 2016.

El chasis tiene muy pocos cambios respecto a la versión lanzada en 2016.

Asistencia de la dirección, respuesta del acelerador y otros parámetros, como la regulación de la amortiguación si el coche la incorpora -en opción en el paquete Dynamic Plus-, pueden regularse a través de los cinco perfiles del Drive Select.

En el acabado básico las llantas son de 16”, en tanto que los Advanced incorporan las de 17” y en los S-line son de 18”. Los Black Line, basados sobre este último nivel (suman 1.250 euros más), llevan unas de 19” que, como otros elementos, están pintados de negro: carcasas de retrovisores, pilar posterior, etc.

Como los S-Line (1.250 euros más que el Advance) también disponen del tren de rodaje deportivo, asientos deportivos, iluminación ambiental y el Drive Select. Es perfectamente recomendable cualquiera de los dos -funcionalmente son iguales- en tanto que, aún con llantas de gran tamaño, no son inconfortables y se aprecia la sujeción que procura el asiento.

Los asientos deportivos son estándar en los dos niveles superiores: S Line y Black Line. Los asientos deportivos son estándar en los dos niveles superiores: S Line y Black Line.

Los asientos deportivos son estándar en los dos niveles superiores: S Line y Black Line.

El nivel Advance (2.100 euros más que el Basic) tiene difusores en sus paragolpes específicos, taloneras, el paquete con la preparación para la navegación, climatizador o pilotos LED; mientras que el básico cuenta con los sensores de aparcamiento, control de velocidad de crucero, asistente al arranque en pendiente, llamada de emergencia o los servicios del Audi remote & control.

De 116 a 300 CV, tracción delantera o total

El precio del Audi Q2 más asequible es de 27.960 euros, con este nivel de acabado. Es una versión con el motor de gasolina de 116 CV -hasta este restyling, el 1.0 de estos 30 TFSI tenía 110 CV- que sólo se puede combinar con tracción delantera y cambio manual. Sí puede tener la caja S tronic de siete marchas el motor de gasolina del siguiente nivel, el 1.5 de 150 CV de las versiones 35 TFSI. El automático sale por 2.180 euros. Por otro lado y con el cambio manual, el salto de potencia del 30 TFSI al 35 TFSI supone 1.800 euros.

De momento, el Audi Q2 cuenta con tres motores. A lo largo de los próximos meses, otros tres más. De momento, el Audi Q2 cuenta con tres motores. A lo largo de los próximos meses, otros tres más.

De momento, el Audi Q2 cuenta con tres motores. A lo largo de los próximos meses, otros tres más.

De momento, la gama sólo cuenta con un Diesel, el de la versión 35 TDI, con 150 CV, siempre con la tracción total quattro-ultra y cambio automático, si bien habrá otro Diesel más, en enero, con 116 CV. El más potente funciona realmente bien en cuanto a suavidad y puede gastar poco: a ritmo vivo, aunque no deportivo, en nuestro recorrido con carretera de montaña de por medio 6,2 l/100 km. Difícilmente se puede echar de menos más energía que la que da este motor pero, no obstante, habrá más opciones en el futuro.

Así habrá una versión 40 TFSI de gasolina, ésta en marzo, con el ya conocido 2.0 TFSI de 190 CV ligado a la tracción total y el cambio S tronic. Para quién esta potencia se quede corta no tendrán que esperar tanto, pues en enero llegará el SQ2, con el mismo motor pero de 300 CV. Sin grandes cambios, por lo tanto, en cuanto a la estructura de la gama de propulsores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios