PREMIOS

El Ford Puma, entre los finalistas a mejor coche del año 2020 en Europa

  • El SUV urbano de la marca del óvalo, elegido finalista de este prestigioso galardón europeo que otorga la prensa especializada internacional.

El Ford Puma, entre los finalistas a mejor coche del año 2020 en Europa El Ford Puma, entre los finalistas a mejor coche del año 2020 en Europa

El Ford Puma, entre los finalistas a mejor coche del año 2020 en Europa

Ya se conocen los siete coches finalistas al prestigioso galardón Coche del Año en Europa 2020, que decidirá cuál el mejor modelo según la prensa internacional especializada. Estos finalistas son el BMW Serie 1, Peugeot 208, Renault Clio, Toyota Corolla, Porsche Taycan, Tesla Model 3 y Ford Puma…

De todos ellos, el más novedoso es el Ford Puma, de ahí que aquí le analicemos de forma especial. Este nuevo modelo, que acaba de iniciarse su producción en Craiova (Rumanía), y su puesta a la venta se producirá a final de año, destaca por ser un SUV urbano, un todocamino enfocado principalmente a la ciudad.

Este nuevo Puma se caracteriza por su diseño atractivo y por tener una mayor altura que el Fiesta, modelo del que está basado. Cuenta con 4,2 metros de largo, lo que le permite desenvolverse con soltura en la ciudad, y ofrece un maletero de gran capacidad, con 456 litros, una de las mejores cifras de la categoría.

Además, cuenta con un maletero muy versátil puesto que cuenta un espacio adicional, forrado y con un tapón, que está pensado para poder llevar objetos que pueden estar húmedos. De esta manera, el maletero del coche no se mancha ni tampoco se moja.

El Puma se ofrecerá en dos acabados: ST-Line y Titanium. La primera opción cuenta con llantas de aleación de 18 o 19 pulgadas de serie y una suspensión deportiva con muelles y amortiguadores. En la parte delantera, la parrilla presenta elementos de color negro mate y ribetes de alto brillo, un marco de faros antiniebla y, de manera opcional, un 'spoiler' de techo más grande y funcional.

Por su parte, la variante Titanium cuenta incluye llantas de aleación de 18 pulgadas mecanizadas en color gris perla y detalles cromados para la parrilla, los faldones laterales y los faros antiniebla. El difusor trasero y el resposapiés están acabados en gris metálico y los contornos de las ventanillas, en negro brillante.

El nuevo Puma monta un propulsor de gasolina EcoBoost de 1.0 litros con tecnología EcoBoost Hybrid y un arrancador generador por correa integrado (BISG). Al reemplazar el alternador estándar, el BISG permite la recuperación y el almacenamiento de energía para cargar una batería de iones de litio de 48 voltios refrigerada por aire.

Disponible en variantes de 125 y 155 caballos de potencia, el sistema 'mild hybrid' monitoriza continuamente cómo se está utilizando el vehículo para determinar cuándo y con qué intensidad se debe cargar la batería para obtener un beneficio óptimo, y cuándo se tiene que utilizar la carga almacenada.

Además, el modelo también se ofertará con mecánicas de gasolina y diésel, que cuentan de serie con el sistema Auto Star-Stop que reduce aún más los consumos.

Más electrificados que diésel

La llegada del Ford Puma microhíbrido es un primer paso de Ford en su camino hacia la electrificación, ya que este fabricante ha señalado que en 2022 más del 50% de sus matriculaciones de automóviles corresponderá a modelos con un sistema de propulsión electrificado, superando en volumen en Europa a las entregas de coches con mecánicas de combustión diésel y de gasolina.

Ford ha señalado que cada vez su gama de coches electrificados es mayor ya que ahora cuenta con el Puma EcoBoost Hybrid, los Explorer y Tourneo Plug-In Hybrid y el nuevo Kuga, fabricado en Almussafes (Valencia), que será el primer modelo de la marca con motores híbridos, híbridos enchufables y 'mild hybrid'.

Esta estrategia está en línea con la previsión de la empresa de que cada una de sus gamas de turismos y todoterrenos contará con una versión electrificada, para lo que lanzará 17 modelos electrificados en el mercado europeo para 2024. De este total, ocho vehículos llegarán ya en 2019.

La firma del óvalo destacó que su previsión es que para 2022 habrá alcanzado un volumen acumulado de matriculaciones de vehículos electrificados de un millón de unidades y apuntó que el hecho de superar las ventas de vehículos de combustión "significará un punto de inflexión".

El presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, apuntó que con la electrificación convirtiéndose en la tendencia dominante, su empresa está incrementando "sustancialmente" el número de modelos con este tipo de motorizaciones.

"Haciendo que la transición a un vehículo electrificado sea más sencilla que nunca, esperamos que la mayoría de nuestras ventas de turismos corresponda a este tipo de coches antes de que finalice 2022", añadió.

Por otro lado, con el fin de ofrecer una red de carga adaptada a las necesidades de los clientes, la compañía colaborará con seis proveedores de energía en Europa para poner en marcha servicios de instalación de puntos para la recarga en casa y tarifas de energías 'verde' para los usuarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios