ALARMA

Los talleres solo pueden abrir para atender a los transportistas de mercancías, no al público en general

  • En los primeros días del estado de alarma se han generado dudas sobre si podían o no abrir los talleres.

Los talleres solo pueden abrir para atender a los transportistas de mercancías, no al público en general Los talleres solo pueden abrir para atender a los transportistas de mercancías, no al público en general

Los talleres solo pueden abrir para atender a los transportistas de mercancías, no al público en general

El Gobierno permite abrir los talleres de reparación y mantenimiento de vehículos durante el periodo del estado de alarma, pero sólo para atender a los transportistas de mercancías por carretera con el fin de asegurar el abastecimiento, pero no permite su "apertura al público en general".

Así lo establece la nueva orden aprobada por el Ministerio de Transportes y publicada en el BOE de este viernes, que también permite abrir a los establecimientos de abastecimientos de venta de piezas y accesorios de vehículos "con venta directa a los talleres de reparación".

En concreto, la orden determina la "apertura de talleres de reparación y mantenimiento de vehículos con el fin de garantizar el adecuado funcionamiento de las operaciones de transporte de mercancías y asegurar el necesario abastecimiento de productos a lapoblación, y de los transportes permitidos" en el Decreto por el que se estableció el estado de alarma, "pero sin apertura al público general".

Asimismo, dispone la apertura de los establecimientos de actividades conexas de venta de piezas y accesorios "con venta directa a los talleres de reparación".

La orden fija que, en ambos casos deberán adoptar "las medidas e instrucciones de protección indicadas por el Ministerio de Sanidad tendentes a evitar el contagio del coronavirus".

Caída de la actividad

La actividad de los talleres oficiales ha caído un 95% desde la entrada en vigor del estado de alarma decretado por el Gobierno, según un estudio realizado por la consultora MSI en el que se mide el impacto que está teniendo sobre la red de concesionarios la situación creada por la crisis del coronavirus, por lo que las pérdidas de ingresos previstos en esta área de negocio ascenderán al 85% solo en el mes de marzo.

Todo ello después de que la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) haya recomendado que los concesionarios oficiales cesen su actividad de taller, salvo un servicio de urgencia, ya que entiende que es la manera de contribuir a frenar la expansión del virus y a proteger la salud de empleados y clientes.

"Ante el riesgo de contagio en los talleres, no existe hasta la fecha un procedimiento verificado que permita higienizar o limpiar los vehículos de clientes con garantías sanitarias efectivas", ha recordado la asociación.

En el citado estudio, la consultora especifica que la falta de ingresos y demanda hace "inviable" que la posventa oficial pueda mantener su actividad, ya que supondría asumir, de media, unas pérdidas del 85% solo en marzo en relación con la facturación estimada.

Respecto al resto de líneas de negocio de las concesiones, el informe sitúa la bajada de facturación en un 87% en el caso de las ventas de vehículos nuevos y de un 85% en el caso de las de modelos usados.

"Los datos de matriculación apuntan en esta dirección. Este miércoles se matricularon en España únicamente 808 vehículos, de los que 373 correspondieron al canal de particulares, suponiendo una caída del 80,3% respecto al mismo día del año pasado. Por su parte, el canal de empresas matriculó 371 unidades, con un descenso del 73,4%, mientras que el canal de empresas alquiladoras matriculó 63 unidades, un 92,8% menos", ha subrayado Faconauto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios