Novedades

De este modo se transforman los Range Rover Classic en eléctricos

  • El transformador británico Lunaz no se conforma con realizar conversiones eléctricas de clásicos como los Rolls-Royce Phantom o Jaguar XK120, sino que extiende su trabajo a coches más “populares” como el Range Rover de primera generación, el construido entre 1970 y 1994.

Lunaz suma a los Range Rover a su lista de coches electrificables Lunaz suma a los Range Rover a su lista de coches electrificables

Lunaz suma a los Range Rover a su lista de coches electrificables

En el verano de 2021 Lunaz empezará a entregar a sus clientes, con una producción limitada a 50 unidades, los primeros Range Rover eléctricos. Estos coches se han transformado para cubrir las necesidades actuales de quienes quieren un coche de sin emisiones partiendo desde prácticamente cero, es decir, desmontándolo íntegramente para realizar una reparación de los defectos y proceder a su restauración, escaneándolo en 3D y desarrollado modelos CAD para disponer los distintos elementos necesarios para la electrificación.

El Range Rover de Lunaz se ofrece en dos niveles: Town o Country. El primero está enfocado en el confort, el segundo, con una suspensión y frenos actualizados, además de estar dotado con un estilo más práctico. No obstante, cada automóvil es adaptado a los gustos de sus propietarios sin que haya dos iguales y pueden contar, además de con las opciones de los originales Range, con tecnologías como sistemas de infoentretenimiento, climatización, etc.

Lunaz no sólo restaura al completo los coches que vende, sino que los convierte en vehículos eléctricos plenamente utilizables. Lunaz no sólo restaura al completo los coches que vende, sino que los convierte en vehículos eléctricos plenamente utilizables.

Lunaz no sólo restaura al completo los coches que vende, sino que los convierte en vehículos eléctricos plenamente utilizables.

Entre los nuevos Range transformados por Lunaz también hay algunas excentricidades como un descapotable denominado “Safari Specification” y basado en el automóvil de la película Octopussy de James Bond. Según la firma de Silverstone se trataría del primer SUV eléctrico descapotado del mundo y la primera unidad ya ha sido vendida.

No hay datos técnicos aún sobre estas restauraciones-conversiones de uno de los todoterreno clásicos más apreciados en el mundo, pero sí un precio “desde” que deja clara la exclusividad de estos trabajos: 245.000 libras más impuestos, es decir, unos 271.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios