Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Mundial 2018 Rusia

Bélgica contempla un futuro mejor

Roberto Martínez saluda a un enorme gentío a la llegada a Bruselas. Roberto Martínez saluda a un enorme gentío a la llegada a Bruselas.

Roberto Martínez saluda a un enorme gentío a la llegada a Bruselas. / YVES HERMAN / efe

Los miles de seguidores que acudieron a las calles de Bruselas a saludar a los miembros de los Diablos Rojos lo hicieron con varios motivos para celebrar y con la mejor historia en un Campeonato del Mundo.

La selección belga regresó de Rusia 2018 como la tercera mejor del torneo, fiel a una propuesta de juego y con alguno de sus integrantes consolidados en la élite del fútbol internacional.

La derrota encajada contra Francia en San Petersburgo en semifinales, no puede ocultar el buen rendimiento del conjunto entrenado por Roberto Martínez, otro de los que sale reforzados del torneo.

Bélgica, admirada por su talante sobre el césped y el gusto por la pelota como premisa, ha ganado seis de sus siete partidos en Rusia. Alguno tan memorable como el triunfo que logró contra Brasil, en los cuartos de final. Un éxito histórico que dio la medida de la ambición de los Diablos Rojos, después estancada por el choque contra el conjunto galo, que fue el que alcanzó la final.

La generación de oro del fútbol belga no volvió la cara a la Copa del Mundo. Lejos de ser aquel conjunto inestable en la alta competición, como quedó evidente en Brasil 2014 yen la Eurocopa de Francia 2016, en plena madurez de sus principales integrantes, Bélgica respondió en Rusia.

Pero sobre todo, reafirmó como estrella a Eden Hazard. El jugador del Chelsea no desapareció en ningún momento, ni un minuto. Fue el líder de los Diablos Rojos y sobre el césped se acomodó entre los grandes. Será uno de los más codiciados durante el presente mercado estival, y en el club londinense se frotan las manos: su cotización se disparó.

Rusia puede suponer un punto de inflexión en el fútbol belga. Muchos de los componentes del plantel que quedó tercero en el Mundial dirán adiós a la camiseta roja. Será el final de una parte de la generación dorada. Pero aún hay tiempo para que hombres como Hazard, De Bruyne, Courtois o Lukaku expriman su talento en Qatar. Puede ser el final de una era y el inicio de la mejor Bélgica de la historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios