Mundo

Elecciones en EEUU: Biden roza la Casa Blanca

  • El candidato demócrata gana posiciones en Pensilvania, Nevada y Arizona y pide calma hasta que se complete el escrutinio

  • Trump insiste en que se pare el recuento del voto por correo

Un hombre pasa ante una pantalla con los dos candidatos a la Presidencia de EEUU Un hombre pasa ante una pantalla con los dos candidatos a la Presidencia de EEUU

Un hombre pasa ante una pantalla con los dos candidatos a la Presidencia de EEUU / EFE

La suerte está echada, pero tres días después de la celebración de las elecciones presidenciales en EEUU persiste la incógnita sobre quién será el inquilino de la Casa Blanca a partir del 20 de enero, aunque todo indica que será nuevo.

El aspirante demócrata, Joe Biden, roza la victoria definitiva mientras que el candidato a la reelección, Donald Trump, desafía el escrutinio en tres estados clave a medida que se reducen sus posibilidades de triunfo.

Todo apunta a que la victoria en de Biden en Pennsilvania y Nevada es inminente, con 26 votos por computar, suficiente para proclamarse ganador de las elecciones.

El candidato demócrata subrayó que "cada papeleta debe ser contada". "Esta es la voluntad de los electores, nadie ni nada más elige al presidente de Estados Unidos de América, por lo que cada papeleta debe ser contada", indicó Biden desde Wilmington (Delaware).

En una breve comparecencia ante la prensa, en la que no aceptó preguntas, Biden pidió a los estadounidenses que mantengan "la calma" porque el resultado se sabrá "pronto".

"Seguimos sintiéndonos muy bien sobre cómo están las cosas, y no tenemos ninguna duda de que cuando el escrutinio acabe, la senadora [Kamala] Harris y yo seremos los ganadores", pronosticó Biden.

Paralelamente, la campaña del presidente estadounidense ha presentado tres demandas con el objetivo de detener el recuento de los votos en Michigan, Pensilvania y Georgia, donde se juega la presidencia. Los expertos dudan de que la batalla legal de Trump pueda cambiar el resultado de las elecciones una vez se hagan oficiales los datos y varios tribunales ya han rechazado sus pleitos en Michigan y Georgia y solo han aceptado una pequeña parte en Pensilvania.

Trump pidió en Twitter en letras mayúsculas "¡PAREN EL RECUENTO!". Más tarde, también en letras mayúsculas añadió: "¡CUALQUIER VOTO QUE LLEGÓ DESPUÉS DE LAS ELECCIONES NO DEBE SER CONTADO!".

Preguntado por el significado de esa afirmación, el portavoz de la campaña del republicano, Jason Miller, explicó a la prensa que el mandatario no quiere que se sigan contando las papeletas que llegaron por correo, un recurso que 65 millones de estadounidenses usaron para evitar aglomeraciones en la jornada electoral debido al coronavirus.

Trump se ha posicionado en contra del voto por correo porque los datos muestran que los demócratas usaron esa fórmula en mayor proporción que los republicanos, que prefirieron esperar a la jornada electoral.

Con la victoria demócrata en los estados clave de Michigan y Wisconsin, Biden sumaría 253 delegados en el Colegio Electoral y queda a punto de lograr los 270 votos que dan acceso a la Casa Blanca, frente a los 214 que tiene Trump. De los cinco estados aún en liza, Biden necesitaría ganar en Pensilvania o en dos de los siguientes estados: Arizona, Nevada, Georgia y Carolina del Norte. En el primero de ellos, Arizona (11 votos electorales), Biden es considerado ganador por AP, The Wall Street Journal y la cadena Fox, aunque el escrutinio prosigue.

Los seis restantes pueden llegar de Nevada (6), Carolina del Norte (15), Georgia (16) y Pennsylvania (20), a la espera del fin del escrutinio y del cómputo del voto por correo, que puede tardar días. Biden está en cabeza en Nevada ya ha ampliado su ventaja en unos 15.000 electores. Parece que la suerte de este estado está prácticamente decantada, toda vez de que los únicos condados por computar son los urbanos -en concreto Clarck Conty, donde está la capital del Estado, Las Vegas- y todo apunta que de los 190.000 votos restantes, más del 90% son para los demócratas. Pero desde su autoridad electoral han indicado que esperan que el recuento del voto se mantenga durante todo el fin de semana.

Trump le adelanta en Carolina del Norte, mientras Biden está remontando gracias al voto urbano en Georgia. En las últimas horas la diferencia se ha recortado en poco más de 9.000 votos desde más de 30.000. El perfil urbano de los condados donde se están recontando votos podría dar a Biden este estado, tradicionalmente republicano, con 50.000 papeletas por abrir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios