Crisis diplomática entre Londres y Moscú

Londres identifica a los autores del ataque al ex espía ruso y su hija como agentes de Putin

  • La Policía británica y la Fiscalía creen que dos ciudadanos rusos son los supuestos responsables del envenenamiento de los Skripal en Salisbury el pasado 4 de marzo

  • También murió una mujer británica que se puso un perfume que su pareja encontró en un contenedor 

Los dos sospechosos del envenenamiento de los Skripal en la estación de metro de Salisbury. Los dos sospechosos del envenenamiento de los Skripal en la estación de metro de Salisbury.

Los dos sospechosos del envenenamiento de los Skripal en la estación de metro de Salisbury. / Efe / Policía metropolitana de Londres (Londres)

El Reino Unido identificó este miércoles a los presuntos responsables del ataque contra el ex espía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia en Salisbury, centro de Inglaterra, como dos oficiales del servicio de inteligencia militar de Rusia, el GRU. 

La Policía británica y la Fiscalía creen que los ciudadanos rusos Alexander Petrov y Ruslan Boshirov son los supuestos responsables del envenenamiento de los Skripal el pasado 4 de marzo con Novichok, agente nervioso de fabricación militar rusa. 

Tanto Scotland Yard como la primera ministra británica, Theresa May, facilitaron este miércoles detalles minuciosos sobre los movimientos de los dos individuos tras su llegada al Reino Unido el pasado 2 de marzo -dos días antes de atacar a los Skripal en Salisbury- y su partida de regreso a Moscú la misma jornada del envenenamiento. En el ataque, el policía británico Nick Bailey resultó también herido pero, al igual que los Skripal, consiguió recuperarse. 

Los Skripal enfermaron después de tocar la manilla de la puerta principal de su domicilio, que había sido contaminada con el agente nervioso altamente nocivo. 

Scotland Yard indicó que es posible que Petrov y Boshirov sean seudónimos y comunicó que se ha cursado contra ellos una orden de arresto europea, con fines de extradición al Reino Unido, en caso de que ambos viajen a algún país europeo, ya que Rusia, en virtud de su constitución, no entrega a ciudadanos rusos. 

El caso Skripal ha provocado una crisis en las relaciones anglo-rusas, después de que Londres expulsase hace unos meses, como represalia, a 23 diplomáticos rusos, medida que fue respondida por Rusia con la retirada de varios funcionarios británicos. 

Según afirmó la primera ministra en una concurrida Cámara de los Comunes, esta no ha sido una operación cualquiera, sino que "casi seguro" ha sido aprobada "al más alto nivel del Estado ruso". 

Además de los Skripal, la británica Dawn Sturgess murió en julio tras resultar envenenada con Novichok en Amesbury, cerca de Salisbury, tras ponerse en la muñeca perfume que su pareja, Charlie Rowley, había encontrado abandonado en un contenedor, pero que en realidad contenía el agente nervioso. 

Las autoridades establecieron que esa misma botella con Novichok había sido utilizada para contaminar la puerta de los Skripal. 

Según las fuerzas del orden, los sospechosos utilizaron un frasco de perfume para transportar la sustancia al Reino Unido sin ser detectada. "Estamos aumentando nuestro conocimiento de lo que hace el GRU en nuestros países, arrojando luz a sus actividades, exponiendo sus métodos y compartiéndolos con nuestros aliados", dijo May al explicar que su país facilita esta información a sus aliados. 

May explicó que 250 detectives trabajaron para revisar miles de horas de imágenes captadas por las cámaras de seguridad, para identificar a los autores del ataque contra los Skripal. "Trabajando contrarreloj, ellos hicieron un trabajo esmerado y minucioso para establecer exactamente cuáles eran los individuos responsables y los métodos utilizados para el ataque", añadió. 

La jefa del Gobierno dijo que Novichok fue fabricado por Rusia en los pasados años ochenta y que ese país llegó a ensayar la manera de colocarlo en las manillas de las puertas. 

Según señaló, los sospechosos llegaron al Reino Unido a las 15.00 GMT del pasado 2 de marzo a través del aeropuerto londinense de Gatwick en el vuelo de Aeroflot SU2588 procedente de Moscú. Tras aterrizar, los dos viajaron desde Gatwick hasta el centro de Londres en tren, arribando a la estación de Victoria sobre las 17.40 GMT, desde donde viajaron hasta la de Waterloo. 

Los dos se alojaron en el hotel City Stay Hotel de la calle Bow Road, en el este de la capital, donde estuvieron dos noches. 

El 3 de marzo se trasladaron hasta la estación de Waterloo para viajar a Salisbury, posiblemente en misión de reconocimiento, según los detalles facilitados este miércoles. El domingo 4 de marzo, Petrov y Boshirov regresaron a Salisbury, donde fueron captados por las cámaras de seguridad cerca de la casa de los Skripal, y por la tarde volvieron a Londres en tren. 

Esa misma tarde, hacia las 18.30 GMT viajaron en metro hasta el aeropuerto londinense de Heathrow para tomar el vuelo de Areoflot SU 2585, con destino a Moscú.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios