CONCIERTO Concierto de AC/DC en Sevilla, todos los detalles

Mundo

Londres toma el Acuerdo de Windsor como relevo del Protocolo norirlandés

  • El Gobierno británico considera que el pacto anterior se había convertido en una marca tóxica

Camiones en la terminal marítima de Larne, en Irlanda del Norte.

Camiones en la terminal marítima de Larne, en Irlanda del Norte. / MARK MARLOW / efe

El Acuerdo marco de Windsor anunciado el lunes por el Gobierno británico y la Unión Europea (UE) sustituirá como texto de referencia al protocolo negociado originalmente para regular el comercio en Irlanda del Norte tras el Brexit, según indicaron este martes fuentes gubernamentales británicas.

Estas fuentes explicaron, en un encuentro con la prensa extranjera, que el comité conjunto Reino Unido-UE que supervisa la aplicación del Tratado de retirada de este país del bloque comunitario negociado en 2019 ejecutará el cambio de nombre en una próxima reunión en marzo.

Londres y Bruselas admiten que el protocolo planteaba problemas a resolver, no a negarlos

A partir de entonces, todos los procesos en territorio británico o comunitario relacionados con el tratado del Brexit se referirán al acuerdo de Windsor, mientras que el título de protocolo desaparecerá entre otras cosas porque, según las fuentes, se ha convertido en una marca tóxica en Irlanda del Norte.

Las fuentes del Gobierno británico indicaron que, aunque el texto presentado en Windsor parte de las disposiciones del Protocolo para Irlanda del Norte pactado por Boris Johnson, se trata de una completa y profunda renegociación.

Fuentes comunitarias confirmaron a Efe este extremo al reconocer que el nuevo documento "enmienda, pero políticamente de hecho sustituye" al protocolo y que tras el comité conjunto se llevará a cabo el reemplazo definitivo.

Ese protocolo suscitó desde el principio oposición sobre todo por parte de la comunidad unionista norirlandesa, que lo veía como una amenaza a la integridad territorial del Reino Unido, ya que introducía controles fronterizos entre Gran Bretaña y la provincia británica.

El acuerdo de Windsor exime de chequeos a los productos británicos que vayan destinados a Irlanda del Norte, aunque los mantiene para los que vayan a la República de Irlanda, que permanece en el mercado único comunitario. Además, permite a Londres aplicar en Belfast el mismo impuesto sobre el valor añadido y ciertos subsidios que en el resto del Reino Unido y ofrece al Parlamento autónomo norirlandés un mecanismo para frenar la legislación comunitaria que considere que atenta contra sus intereses.

Max Blain, el portavoz oficial del primer ministro, Rishi Sunak, ha declarado en el mismo encuentro con la prensa que los logros presentados el lunes, tras un año y medio de negociaciones infructuosas por parte de varios Gobiernos conservadores, han sido posibles gracias a "un cambio de talante" por parte del Reino Unido.

"El tono se marca desde arriba", ha afirmado, para explicar que Sunak y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, tienen una relación de "mutuo respeto".

Otras fuentes que pidieron no ser identificadas precisaron que lo que ha variado desde que Sunak llegó al poder el pasado mes de octubre es que tanto Londres como Bruselas han reconocido que el protocolo planteaba problemas y que había que resolverlos, en lugar de negarlo o culpabilizar a la UE.

Con este nuevo enfoque de las negociaciones, en el que Londres reconoció por su parte el imperativo de proteger el mercado único, Bruselas se avino a renegociar algunos cambios sustanciales en el texto original, algo a lo que con el régimen previo se había negado, según las fuentes londinenses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios