Mundo

Seúl pide a la ONU que también certifique el cierre de la base atómica de Kim Jong-un

Moon Jae-in. Moon Jae-in.

Moon Jae-in. / efe

Seúl solicitó ayer a Naciones Unidas que supervise el cierre de la base norcoreana de pruebas atómicas previsto para este mes, después de que Pyongyang se ofreciera a clausurarla durante la histórica cumbre intercoreana. La petición del Gobierno surcoreano, que pretende hacer verificable el propósito de Corea del Norte sobre su desnuclearización, llega después de que el régimen haya propuesto que el cierre de la base de Punggye-ri se haga públicamente, con la presencia de periodistas y observadores internacionales.

Durante una conversación telefónica, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, pidió al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que el organismo multinacional se implique en este proceso. Las intenciones de Corea del Norte han generado escepticismo dada la falta de especificaciones en la declaración firmada entre Seúl y Pyongyang sobre el desarme.

El proceso no sería nuevo ya que el régimen norcoreano desmanteló en junio de 2008 parte de su planta nuclear de Yongbyon ante periodistas extranjeros y observadores internacionales tras la supervisión los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica. El régimen accedió a ello tras un levantamiento momentáneo de sanciones por parte de EEUU, aunque poco después volvió a operar en las instalaciones. El desmantelamiento de Punggye-ri ha generado además dudas ya que expertos chinos aseguran que las instalaciones quedaron irreversiblemente dañadas tras la sexta (y más potente hasta la fecha) detonación nuclear subterránea del pasado septiembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios