Mundo

El Supremo de EEUU acentúa su perfil conservador con Kavanaugh

  • Los sectores liberales de EEUU temen que el juez impregne el tribunal de partidismo

El juez del Tribunal Supremo estadounidense, Brett M. Kavanaugh, jura su cargo en la sede de la instución en Washington. El juez del Tribunal Supremo estadounidense, Brett M. Kavanaugh, jura su cargo en la sede de la instución en Washington.

El juez del Tribunal Supremo estadounidense, Brett M. Kavanaugh, jura su cargo en la sede de la instución en Washington. / Fred Schilling / efe

Comentarios 1

La confirmación como nuevo juez del Tribunal Supremo estadounidense de Brett Kavanaugh, acusado de abusos sexuales por varias supuestas víctimas, agudiza el perfil conservador del más alto tribunal del país norteamericano, formado ahora por cinco magistrados elegidos por presidentes republicanos y cuatro por demócratas.

El juez llega al Tribunal Supremo para reemplazar al jubilado Anthony Kennedy, un magistrado de corte igualmente conservador pero que destacó a lo largo de su trayectoria por ser un "voto indefinido" y que en numerosas ocasiones fue un elemento clave para dirimir casos de la alta instancia.

La más alta sala judicial podría definir próximamente los límites del presidente

Sin embargo, Kavanaugh tiene un acentuado perfil político que hace temer que lleve el partidismo al tribunal, una situación que preocupa muy mucho en los sectores liberales del país.

"Me siento frustrado de que el progreso de nuestra nación hacia los derechos de las mujeres, los derechos civiles y la igualdad LGTBQ pueda verse estancado por un juez preparado por los grupos de interés de extrema derecha", señaló en un comunicado el senador demócrata Bob Menéndez.

"Me estremece la idea de que el juez Brett Kavanaugh se convierta en el voto decisivo en los casos del Tribunal Supremo que, por ejemplo, determinarán si el presidente está por encima de la ley", manifestó Menéndez.

Cuando dio comienzo su proceso de confirmación, una de las sombras que se cernían sobre Kavanaugh estaba relacionada con su punto de vista sobre el poder presidencial frente a la posibilidad de que el presidente estadounidense, Donald Trump, quedara afectado por las investigaciones en torno a él y su campaña electoral de 2016.

Precisamente, algunos medios estadounidenses especularon en las últimas horas con que la primera gran decisión que tendrá que tomar el nuevo juez del Supremo estará relacionada con los límites del poder presidencial. Y hay quien se teme lo peor.

De acuerdo al periódico Politico, el primer voto de Kavanaugh como miembro del Supremo "podría producirse tan pronto como mañana o el miércoles, en una solicitud de la Administración Trump para evaluar cuánto poder deberían tener los tribunales sobre los funcionarios del poder ejecutivo".

Estas conexiones inquietan a activistas y organizaciones que luchan por los derechos de las minorías en Estados Unidos, grupos que han visto progresar su situación en las últimas décadas y que ahora entienden que la visión ultraconservadora de Kavanaugh en relación con derechos civiles como el aborto puede afectarles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios