Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Mundo

Trump opta por la contención militar pero promete "nuevas y poderosas sanciones"

  • El presidente de EEUU insta a Teherán a "cambiar su comportamiento" en una declaración en la Casa Blanca tras el ataque iraní.

Trump, en rueda de prensa. Trump, en rueda de prensa.

Trump, en rueda de prensa. / EFE

El presidente estadounidense, Donald Trump, optó este miércoles por la contención militar para responder al ataque contra bases militares estadounidenses en Iraq al prometer nuevas y "poderosas" sanciones contra Teherán, a la vez que apostó por renegociar el pacto nuclear.

"EEUU inmediatamente impondrá sanciones adicionales contra el régimen iraní. Estas sanciones poderosas estarán en vigor hasta que Irán cambie su comportamiento", dijo Trump en su declaración desde la Casa Blanca rodeado por el alto mando militar tras el ataque iraní contra dos bases donde había tropas estadounidenses en Iraq (Teherán no mencionó otro ataque en Erbil).

No están claros los objetivos de estas sanciones económicas, dada la magnitud y amplitud de las que se encuentran ya en vigor tras sucesivas rondas en los últimos dos años y que han provocado una aguda crisis en Irán.

En su esperado mensaje, el mandatario se mostró más conciliador de lo habitual con la República Islámica, después de la escalada de las tensiones en los últimos días que había hecho temer un conflicto abierto entre Washington y Teherán tras al asesinato del general Qasem Soleimani en un ataque aéreo estadounidense el pasado viernes cerca del aeropuerto de Bagdad.

Trump describió a Soleimani como el responsable de algunas de "las mayores atrocidades" en Oriente Próximo y de "alimentar sangrientas guerras civiles" en la región, así como de "horrendos" ataques a tropas de EEUU en Iraq.

Teherán había prometido venganza y represalias, pero el hecho de que el ataque iraní buscase deliberadamente no causar víctimas, como apuntan los analistas, fue interpretado en Washington como una señal de contención.

Trump remarcó que no hubo "bajas mortales" y que los daños materiales fueron "mínimos", e indicó que, tras el lanzamiento de los misiles, "Irán parece estar retirándose, lo cual es algo bueno para todas las partes interesadas y algo muy bueno para el mundo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios