Caos en el Congreso de EEUU

Trump pide a los asaltantes del Capitolio que vuelvan a casa pero insiste en el fraude

Donald Trump Donald Trump

Donald Trump

El presidente estadounidense, Donald Trump, pidió este miércoles a los manifestantes que se concentraron en Washington y que asaltaron el Capitolio de manera violenta "regresar a casa en paz", pero insistió en que les "robaron unas elecciones" que ganaron "por mayoría".

En un vídeo publicado en Twitter más de dos horas después del asalto a la sede del Legislativo, Trump declaró: "se tienen que ir a casa ahora, tenemos que tener paz. Tenemos que tener ley y orden (...) No queremos a nadie herido. Es un período muy difícil".

"Fue una elección fraudulenta, pero no podemos hacerle el juego a esta gente. Necesitamos paz, así que vayan a casa. Los queremos, son muy especiales", dijo el presidente, después de que el mandatario electo, Joe Biden, cuya victoria debía quedar ratificada este miércoles en el Congreso, compareciera ante el país y reclamara a Trump pedir de inmediato el cese de la violencia.

"Se que están dolidos y heridos. Nos robaron las elecciones, unas elecciones que ganamos por mayoría. Todo el mundo lo sabe, especialmente en el otro lado (los demócratas), pero se tienen que ir a casa ahora", indico Trump.

El mandatario saliente reiteró su denuncia de fraude electoral, pese a que no hay pruebas del mismo y a que todos los estados han certificado sus respectivos miembros del Colegio Electoral. "No queremos a nadie herido", aseguró el mandatario saliente, quien añadió: "Han visto cómo nos tratan, de tan mala manera. Sé como se sienten, pero vayan a casa ahora".

Twitter habla de riesgo de violencia

A las advertencias sobre su veracidad que Twitter incluye en cada mensaje de Trump insistiendo en el fraude electoral, la red social ha añadido uno nuevo en este vídeo: ha prohibido a los usuarios de plataforma reaccionar al tuit por "riesgo de violencia".

Trump contestó así a los disturbios y al asalto por parte de centenares de simpatizantes al Capitolio, que obligó a suspender la sesión de certificación de la victoria electoral de Biden, un proceso hasta ahora puramente de trámite, y a desalojar a los legisladores y al vicepresidente, Mike Pence, del Capitolio.

Según las leyes que rigen el proceso electoral de EEUU, ambas cámaras del Congreso debían reunirse este día en una sesión conjunta para abrir y contar los certificados de los votos electorales correspondientes a cada estado del país.

Trump ha animado a esta concentración en Washington como medio de presión para evitar la confirmación de la victoria electoral de Biden, que debe culminar con su toma de posesión el 20 de enero. El mandatario compareció hoy frente a sus seguidores para arengarlos y reiterar sus acusaciones de fraude poco antes de que una parte de ellos asediara el Capitolio y lo tomara por la fuerza, rompiendo ventanas y abriendo puertas hasta suspender la sesión prevista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios