Mundo

Interceptados artefactos explosivos dirigidos a Hillary Clinton y Barack Obama

  • Son parecidos al encontrado en casa de George Soros. Se han hallado paquetes similares en el edificio de Time Warner, sede de la CNN, en Nueva York. El gobernador de Nueva York ha recibido otro.

Oficinas de Time Warner en Nueva York. Oficinas de Time Warner en Nueva York.

Oficinas de Time Warner en Nueva York. / EFE

Las autoridades estadounidenses interceptaron paquetes con explosivos enviados a las oficinas del ex presidente Barack Obama en Washington, a la casa de la ex secretaria de Estado y candidata presidencial demócrata Hillary Clinton en Nueva York, y a las oficinas de la CNN en Nueva York, entre otros destinatarios.

El servicio secreto, encargado de la seguridad de los funcionarios actuales y anteriores del Gobierno estadounidense, afirmó que los paquetes fueron interceptados a tiempo y que no hubo heridos.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, habló de un "acto terrorista" tras el hallazgo de paquetes explosivos en la ciudad. "Es claramente un acto de terror que busca socavar nuestra libertad de prensa y a los líderes de este país a través de actos de violencia. Quiero dejar bien claro que no se intimidará al pueblo de Nueva York", expresó.

De Blasio, también demócrata, dijo que los paquetes sospechosos enviados por correo sólo "exacerban el miedo y el dolor que ya hay en el aire". Asimismo, aseguró que no hay otras amenazas creíbles en la ciudad, pero que la policía desplegará más agentes preventivamente.

El artefacto explosivo destinado a Clinton fue hallado en su residencia en Westchester County, Nueva York, mientras que el dirigido a Obama fue descubierto en la capital estadounidense.

"Los paquetes fueron identificados de inmediato como posibles explosivos durante el proceso de revisión de rutina del correo y tratados como tales", informó el servicio secreto en un comunicado.

También el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que un paquete sospechoso fue enviado a su oficina en Nueva York. Asimismo, el político demócrata, que busca su reelección, afirmó que no le sorprendería que se encuentren más artefactos de ese tipo. Cuomo añadió que los explosivos constituyen "terrorismo" y por lo tanto un intento de generar miedo entre los estadounidenses antes de las elecciones de mitad de legislatura del 6 de noviembre. Por eso llamó a los habitantes de Nueva York a no dejarse intimidar.

Ni Clinton ni Obama corrieron riesgo de entrar en contacto con los paquetes, subrayó el servicio secreto, que investiga ahora su procedencia. El ex presidente Bill Clinton estaba en casa cuando el paquete fue hallado, según medios estadounidenses. La ex secretaria de Estado estaba de campaña en Florida.

Mientras, CNN detalló que el paquete interceptado en la oficina de clasificación de correspondencia estaba dirigido al ex director de la CIA, John Brennan, crítico del presidente estadounidense, Donald Trump, y comentarista habitual de la cadena. La emisora dio a conocer que evacuó su redacción en el Time Warner Center en Manhattan por precaución y continuó emitiendo desde el exterior del edificio.

"Estamos trabajando con las autoridades para determinar la gravedad de la situación", dijo el presidente de CNN, Jeff Zucker, en un comunicado. Asimismo, dijo que la compañía registraba por precaución otras de sus oficinas alrededor del mundo en busca de explosivos. Brennan dijo en agosto que las acciones del Gobierno de Trump eran "traicioneras", al tiempo que lo describió como un "borracho de poder".

Se trata de paquetes similares al encontrado el lunes en la casa del multimillonario y filántropo George Soros, que ha apoyado abiertamente a los demócratas con donaciones. La fundación de Soros criticó el peligro de la "retórica del odio" que inunda la política en Estados Unidos.

"Estos actos de terror son despreciables, y quien quiera que sea su autor será hecho responsable en todo el alcance de la ley", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders. El vicepresidente, Mike Pence, también condenó las acciones a través de Twitter, en un mensaje que tuvo luego el respaldo de Trump. "Estas acciones cobardes son despreciables y no tienen sitio en este país", escribió Pence.

"Agradecidos por la rápida respuesta del Servicio Secreto, el FBI y las fuerzas locales. Los responsables serán llevados ante la justicia", añadió. Trump, por su parte, retuiteó el mensaje de Pence y agregó: "¡Incondicionalmente de acuerdo!". También la asesora presidencial Ivanka Trump, hija del presidente, condenó los intentos de ataque. "No hay excusas: Estados Unidos es mejor que esto", expresó a través de Twitter.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios