Mundo

El primer ministro es imputado por la explosión en el puerto de Beirut

  • La Justicia también apunta a tres ministros que ya no estaban en el Gobierno, en funciones desde entonces

El primer ministro libanés, Hasan Diab, saluda a su llegada a un consejo de ministros el pasado enero. El primer ministro libanés, Hasan Diab, saluda a su llegada a un consejo de ministros el pasado enero.

El primer ministro libanés, Hasan Diab, saluda a su llegada a un consejo de ministros el pasado enero. / WAEL HAMZEH / efe

El primer ministro en funciones del Líbano, Hasan Diab, es el primer alto cargo político en ser inculpado por "negligencia" por la explosión en el puerto de Beirut, el pasado 4 de agosto, aunque se defendió al decir que tiene la "conciencia tranquila" y que dejará de colaborar con la Justicia.

La Agencia Nacional de Noticias libanesa (ANN) informó de que el juez Fadi Sawan, encargado de la investigación del caso, imputó a Diab, así como a los ex ministros Ali Hasan Jalil, Yusuf Fenianos y Ghazi Zaiter, que no formaban parte del Gobierno, que dimitió en bloque tras la catástrofe, causada por la explosión de un cargamento de nitrato de amonio almacenado sin custodiar durante años y que costó la vida a a más de 200 personas, causó más de 6.000 heridos y dejó a otras 300.000 sin hogar.

Poco después del anuncio de haber sido inculpado y llamado de nuevo por la Justicia para ser interrogado la semana que viene, la oficina del primer ministro en funciones difundió un comunicado en el que decía que Diab "tiene la conciencia tranquila y confía en sus manos limpias".

Diab se declaró "sorprendido" por la decisión del juez y aseveró que "no permitirá que la posición del primer ministro sea dirigida", se indica en la nota.

Asimismo, acusó al juez Sawan de "violar" la Constitución, ya que, en opinión del primer ministro en funciones, está conculcando el principio de inmunidad que tiene, así como de "saltarse al Parlamento" con su decisión, según el comunicado, que agregó que Diab "ya dijo lo que tenía que decir" sobre el caso cuando el juez lo llamó para testificar.

Una fuente de la oficina del primer ministro aseguró ayer a Efe que Diab "no colaborará" más con la Justicia libanesa ante esta decisión porque ya testificó en su momento, sin aclarar cuáles serán los próximos movimientos del político.

La ANN no ofreció más detalles sobre las acusaciones contra ellos, pero medios libaneses revelaron que Diab, Jalil, Fenianos y Zaiter habían recibido "varias notificaciones escritas alertando sobre (el peligro de) posponer la eliminación del fertilizante nitrato de amonio".

Diab y todo su Gabinete dimitieron casi una semana después de la deflagración y, desde entonces, continúa en funciones.

Jalil fue ministro de Finanzas entre 2014 y 2020, período en el que se cree que el nitrato de amonio permaneció almacenado en el puerto de Beirut, mientras que Zaiter fue nombrado ministro de Obras Públicas y Transporte en 2014, y Fenianos ocupó ese mismo cargo entre 2016 y 2020.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios