ROCÍO DE FRUTOS & PEDRO ROJAS | CRÍTICA Adela, Bartola y sus amigas

Pedro Rojas-Ogáyar y Rocío de Frutos

Pedro Rojas-Ogáyar y Rocío de Frutos / ACTIDEA

Adela, Bartola, la que llaman Morena, la que nunca se decide, la que advierte a otras mujeres de los engaños de los hombres, la que quiere un canónigo para ser tía. Y también la molinera de Jerez y la que a las tres tomó amante y a las cuatro se casó y la que pide que le preparen la tumba y la de los descuidados ojos. Apasionante galería de retratos femeninos que anoche se exhibió frente a la también Galería de los Grutescos del Alcázar, en un muy bien hilado programa que recorría dos siglos de canción española para voz y guitarra, constituyéndose en uno de los más interesantes conciertos de este ciclo.

Claro que detrás de todo esto estaban dos soberbios artistas de los que no cabía esperar menos. Rocío de Frutos, inquieta buscadora de repertorios nuevos, posee una voz peculiar, muy apropiada para estas canciones íntimas. La voz no es grande y se mueve en un estrecho rango de la zona superior. Hay poca vibración en su sonido, que tiende a sonar plana, blanca, conforme asciende, con un evidente estrechamiento a partir de las notas de paso. A cambio, la soprano brilla por su capacidad de matización y por la claridad de su articulación, lo que le permite darle sentido sonoro a la intencionalidad del texto. Mediante el apropiado uso de los reguladores remató de manera muy sensible piezas como Si dices que mis ojos de Sor o La muerte y la doncella de Gerhard. En Coplas del pastor enamorado de Rodrigo combinó perfectamente la declamación sobre diversos parlatos con el fraseo más lírico. La gracia y la donosura afloraron en las canciones de Moretti y en La ausencia de Gerhard, mientras que la languidez y la melancolía fueron sus armas para hacernos llegar la poesía de Mis descuidados ojos de Sor y, sobre todo, de Adela, maravillosamente fraseada.

Soberbia la prestación de Pedro Rojas por su precisión y limpieza en el sonido, por la variedad de acentuaciones y por su gama de colores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios