danza

'El Amor Brujo' más sobrio regresa al Maestranza con Víctor Ullate

  • El coreógrafo revisita la obra que estrenó con un éxito rotundo en el teatro sevillano en 1994. Nuevas escenografías y vestidos sustituyen a los diseños originales de Frederic Amat

Víctor Ullate (Zaragoza, 1947) acaba de cumplir 70 años y está immerso en la creación de su nueva 'Carmen'. Víctor Ullate (Zaragoza, 1947) acaba de cumplir 70 años y está immerso en la creación de su nueva 'Carmen'.

Víctor Ullate (Zaragoza, 1947) acaba de cumplir 70 años y está immerso en la creación de su nueva 'Carmen'. / Belén Vargas

En 1994 Víctor Ullate estrenó en el Teatro de la Maestranza El amor brujo, el espectáculo más ambicioso asumido hasta la fecha por su ballet, fundado seis años atrás. Fue un hito en su trayectoria y en la historia de la danza contemporánea, pues reunió en el proyecto a algunos de los mejores bailarines españoles de los últimos años, como María Giménez, Tamara Rojo, Igor Yebra o Eduardo Lao, este último el único que aún permanece en la formación, ahora como su director artístico.

Cuando está a punto de cumplir tres décadas, el Ballet de Víctor Ullate ha decidido celebrar su propia carrera revisitando esta joya de su repertorio y su peculiar fusión entre lo español y lo dancístico. A la música original de Manuel de Falla, Ullate le añadió en su día unos efectos sonoros que firmó el compositor Luis Delgado y que ahora enriquece una música espectral del grupo sueco de ambient In Slaughter Natives. El espectáculo tiene una duración de una hora y 25 minutos.

A través de ese cóctel sonoro, Ullate pone en movimiento la pasión de Candela, una muchacha gitana, por su enamorado Carmelo, historia que se ve turbada por el espectro de su antiguo amante, que la atormenta. El desconsuelo, la brujería, la seducción, la muerte y, sobre todo, la danza, son los grandes temas de este ballet que se estrenó por primera vez el 15 de abril de 1915 con coreografía e interpretación de Pastora Imperio. Con esta remozada versión, que Ullate califica de "distinta en sus formas pero que mantiene la esencia", el que ha sido considerado como el bailarín español con mayor proyección internacional de todos los tiempos sublima una partitura que ha hechizado a los públicos más diversos por su particular asociación con el carácter patrio.En la presentación ayer del espectáculo en Sevilla, donde podrá verse esta noche y mañana a las 20:30 con pocas entradas disponibles, tanto Ullate como el director artístico del Teatro de la Maestranza, Pedro Halffter, recordaron que este ballet incluye tres canciones populares escritas por Manuel de Falla, Nana, Polo y Asturiana, además de una variación de Paco de Lucía para José el eterno amante. No será Estrella Morente quien ponga voz en directo, como sí ocurrió cuando se estrenó esta versión a finales de 2014 en el Teatro Real. "Se oirá, pero sólo en los recitados, la voz de Carmen Linares", indicó Ullate sobre la cantora que participó en el estreno absoluto de 1994.

Esas "formas distintas" a las que se refería el creador son, por un lado, la escenografía y el diseño de iluminación, que firma ahora Paco Azorín, así como el vestuario de María Araujo. "Hemos buscado dar un mayor protagonismo al fuego fatuo, representado por la luz, que está presente en toda la trama", precisó el coreógrafo zaragozano, que recordó que el vestuario original de Frederic Amat, con sus diseños pintados a mano y cortados a medida para los intérpretes que estrenaron la pieza, ardieron y no se llegó a un acuerdo para que los volviera a crear. "Aquel vestuario era más colorista y hollywoodiense, ahora todo es más oscuro y sobrio, para dar mayor resonancia a la música de Falla", añadió Ullate.

En cuanto al reparto, son los actuales integrantes de su Ballet los que defenderán los papeles principales, entre ellos Marlen Fuerte como Candela y Ksenia Abbazova -"que vino del Bolshoi para trabajar con nosotros", explicó- en el papel de Lucía. A Carmelo lo encarna su hijo José Ullate, "y no es pasión de padre, porque he formado a cientos de bailarines, pero está espectacular y su movimiento no acaba nunca", añadió. La madurez de Leyre Castresana le aporta una especial gravedad al personaje de La Pitonisa, en tanto que Elena Diéguez es la Gitana. En el rol del Espectro/José se alternan otros dos grandes solistas: Cristian Oliveri, que estará hoy en el estreno, y Dorian Acosta (el sábado).

Ullate, aunque se plantea retirarse, está ahora en pleno proceso de composición de su último proyecto, una Carmen que le gustaría estrenar en el Maestranza. Pedro Halffter, al preguntársele por qué programa tan poco ballet, habida cuenta de su éxito de taquilla, remitió a la deseada subida de presupuesto "para poder programar más danza, porque con el actual, que es muy limitado, tenemos que dar cabida a todos los géneros como teatro público que somos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios