Coronavirus | El impacto en la cultura

La Asociación Feria del Libro de Sevilla estudia no celebrar la cita este otoño

  • La fiesta literaria, que hasta ahora tenía lugar en primavera en la Plaza Nueva, había fijado su calendario del 22 de octubre al 1 de noviembre. Tomará la decisión definitiva en septiembre

Elvira Lindo inaugurando la Feria del Libro de Sevilla en 2019. Elvira Lindo inaugurando la Feria del Libro de Sevilla en 2019.

Elvira Lindo inaugurando la Feria del Libro de Sevilla en 2019. / Juan Carlos Muñoz

La Feria del Libro de Sevilla podría no celebrar su edición de 2020, fijada del 22 de octubre al 1 de noviembre, dado el agravamiento de la situación sanitaria y ante los riesgos que los libreros y editores prevén afrontar en los próximos meses, en el contexto de la crisis derivada de la pandemia. La principal cita literaria de la capital andaluza ya tomó en marzo la decisión de posponerse, pues inicialmente tenía prevista su celebración del 7 al 17 de mayo, momento en el que el país estaba todavía saliendo por fases del confinamiento.

Esta noche, en un comunicado remitido por su junta directiva, la Asociación Feria del Libro de Sevilla -entidad que organiza la Feria del Libro y que aglutina a todo el sector del libro de la provincia- anunció que "estudiará en septiembre si finalmente se celebrará el evento". "Dada la incierta situación del país (incluida nuestra comunidad) en este momento, a causa de los numerosos rebrotes del virus, la Asociación está preocupada por la viabilidad de la cita pero considera que lo más sensato es no tomar una decisión todavía y esperar a septiembre para tener en cuenta la problemática que haya en ese momento, más cercano a las fechas previstas", precisa la misiva.

Esta edición 2020 iba a estar dedicada a las literaturas francófonas, una invitación articulada con la colaboración del Institut Français de España, que tampoco parece viable en este momento dadas las restricciones a los viajes internacionales y las diferentes situaciones sanitarias que conocen Europa y también África, continente de donde procedían buena parte de los autores convocados.

La Feria del Libro de Sevilla, que el año pasado consolidó su internacionalización con Portugal como país invitado, estuvo pregonada en 2019 por la escritora Elvira Lindo, un acto que obtuvo una gran repercusión y para el que se agotó todo el aforo con mucha antelación. El escritor gaditano Eduardo Mendicutti (Sanlúcar de Barrameda, 1948) iba a ser el encargado de tomar el relevo de Lindo y pronunciar la conferencia inaugural de la Feria que, bajo el lema Leer nos sienta bien, reivindicaría "la capacidad de la lectura para construir sociedades más libres, justas y tolerantes con un amplio y diverso programa de actividades para todos los públicos y gustos literarios".

Celebración ayer del atípico Día del Libro de verano en Sevilla. En la imagen, Caótica. Celebración ayer del atípico Día del Libro de verano en Sevilla. En la imagen, Caótica.

Celebración ayer del atípico Día del Libro de verano en Sevilla. En la imagen, Caótica. / Juan Carlos Muñoz

A la Feria se la reconoce como "el principal evento del mundo del libro en Andalucía y uno de los principales en el calendario nacional", según expresa en su propia web la entidad organizadora, la Asociación Feria del Libro de Sevilla, de la que forman parte todas las organizaciones representativas del sector: libreros, editores, distribuidores... Es en este foro, que preside la librera Esperanza Alcaide Rico, donde se ha optado "por huir de la precipitación y debatir en septiembre la celebración de la cita, en un ejercicio de responsabilidad y prudencia y a la espera de tomar una decisión definitiva", añade el comunicado.

La noticia coincide con la salida de Verónica Durán, codirectora de la cita, que ha dado por finalizada su etapa en este proyecto, y que así se lo dio a conocer ayer a las entidades colaboradoras en un mensaje de despedida. Durán y Nuria Lupiáñez tomaron en 2017 el relevo de Javier López, y todos ellos han contribuido a consolidar este encuentro en torno a las letras y su carácter "eminentemente cultural y participativo", méritos por los cuales recibió el Premio Nacional de Fomento de la Lectura que le otorgó el Ministerio de Cultura en 2010 y la Medalla de la Ciudad de Sevilla de manos del Ayuntamiento de la capital hispalense en 2011. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios