Cultura

El Ayuntamiento estrechará la colaboración con la Real Academia de San Fernando

  • El préstamo de sus cuatro 'murillos' será el punto de partida para organizar juntos nuevas exposiciones

Antonio Muñoz y José María Luzón ante 'San Francisco de Asís en éxtasis'. Antonio Muñoz y José María Luzón ante 'San Francisco de Asís en éxtasis'.

Antonio Muñoz y José María Luzón ante 'San Francisco de Asís en éxtasis'. / m.g.

Comentarios 1

El Año Murillo está logrando el regreso a Sevilla de obras pictóricas de calidad excepcional concebidas aquí por el pintor y sus discípulos. El logro más reciente, como anunció en exclusiva este periódico, es la cesión temporal de las cuatro obras de Murillo que atesora en su sede madrileña la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando: La Resurrección del Señor, San Francisco de Asís en éxtasis, La Magdalena y San Diego de Alcalá y los pobres. Las tres primeras se expondrán con motivo del Año Murillo en el Archivo de Indias hasta finales de 2018 y la cuarta, a partir de noviembre, formará parte de la gran antológica que prepara el Museo de Bellas Artes de Sevilla. Pero este histórico acuerdo será, según confirmó ayer a este medio el delegado municipal de Cultura, Antonio Muñoz, "el inicio de una colaboración más estrecha para organizar exposiciones conjuntas" con la Real Academia de Bellas Artes, que además de su valioso archivo documental atesora numerosas joyas de artistas vinculados a Sevilla, como Zurbarán y Valdés Leal.

El acuerdo se formalizó en Madrid durante una reunión mantenida entre el delegado de Cultura Antonio Muñoz, el delegado del museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, José María Luzón, y la directora de Cultura del Ayuntamiento, Isabel Ojeda. Por su valor sentimental para el patrimonio cofrade es especialmente relevante el regreso temporal de La Resurrección del Señor, obra pintada por el artista para presidir uno de los tres altares con bóveda para entierro de que consta la Capilla de la Expiración, sede de la Hermandad del Museo desde 1613, y que pudo verse en 2012 en el Museo Bellas Artes dentro del programa La obra invitada.

Antonio Muñoz recalca que "estamos en un año de punto y seguido en torno al disfrute de la obra y repercusión de nuestro pintor. Es una ocasión única para descubrir la diversidad de su producción y junto al Jubileo de la Porciúncula o la Virgen de la faja, que han sido visitadas por miles de ciudadanos, gracias al acuerdo con la Real Academia de San Fernando se podrá disfrutar, próximamente, con la contemplación de estas cuatro obras maestras de Murillo que vendrán y que son prueba inequívoca del carácter internacional de la programación que estamos desarrollando en el IV Centenario".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios