En concierto | Crítica Argentina en la intimidad

Argentina presentó su nueva propuesta en la Sala Box de Sevilla. Argentina presentó su nueva propuesta en la Sala Box de Sevilla.

Argentina presentó su nueva propuesta en la Sala Box de Sevilla. / Grupo Joly

El concierto ofreció músicas para gustos muy distintos. Todas ellas pasadas por el tamiz de la calidad vocal de una intérprete única, con un fraseo impresionante y una voz poderosa. Y ese timbre mate, delicado y fiero, que es la seña de  identidad de la casa. Hubo flamenco tradicional, remozado y con letras nuevas, como esas deliciosas alegrías ecologistas o la novedosa mariana. Y temas de su extenso repertorio propio como la rumba que dedicó a Sevilla en su primer disco. También el homenaje a la edad de plata de lo jondo en los setenta, en las figuras de Lole y Manuel: los matices vocales de la cantaora trianera están al alcance de muy pocos. Argentina dijo con sensibilidad y contundencia los poemas de Pedro Ribera y las melodías de Manuel Molina tituladas Desde Córdoba a Sevilla, por bulerías, y Tangos del almendro. Homenaje también a Inés Bacán, una cantaora en las antípodas de Lole Montoya, con su Nana de los luceros, incluida en el primer disco de Dorantes. Y, más allá de lo jondo, aunque pasado por el tamiz de la garganta flamenca de Argentina: la copla de posguerra del Romance de la reina Mercedes, la tragedia real sublimada en tragedia real. Y las Habaneras de Cádiz, que hizo morosas, extensísimas y con unos arreglos notables. De hecho, Antonio Burgos se adelantó a la moderna investigación jonda cuando escribió aquello de: "canto un tango y es una habanera". Efectivamente, los dos estilos son el mismo, con la diferencia del tempo, y así lo mostró la cantaora onubense combinando en su arreglo la habanera con el tango decimonónico, que hoy llamamos tanguillo, en el estribillo. La intimidad de la propuesta nos hizo disfrutar de la voz de Argentina y de la guitarra de El Bolita de otra manera. Sin el turbión de la percusión corporal, aunque con la fuerza arrolladora característica de estos dos intérpretes. Es la misma Argentina de siempre pero más cercana todavía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios