ricardo III | Crítica de teatro

España patas arriba

Israel Elejalde lidera a un elenco poderoso en esta versión de 'Ricardo III' Israel Elejalde lidera a un elenco poderoso en esta versión de 'Ricardo III'

Israel Elejalde lidera a un elenco poderoso en esta versión de 'Ricardo III' / Vanessa Rabade

Shakespeare dibujó en Ricardo III a un ser abominable capaz de asesinar y mentir para conseguir el poder absoluto. De figura contrahecha y desprovisto de cualquier gracia física se jacta de todos sus actos perversos, de todas las muertes perpetradas y de todos los horrores ocasionados como si de un Calígula de la Edad Media se tratase.

Incansable, Miguel del Arco, que empieza a recordar a un Lope de Vega del siglo XXI, está demostrando una prolífica capacidad para llevar a escena propuestas con las que está elevando, y de qué manera, el nivel teatral español.

Cuenta con la factoría teatral en la que se ha convertido El Pavón Teatro Kamikaze en la que Jordi Buxó y Aitor Tejada lideran una maquinaria teatral que se antoja inagotable. La colaboración con Israel Elejalde al que hay que sumar la calidad de todos los intérpretes que intervienen en sus propuestas han contribuido en hacer del El Pavón una suerte de Centro Dramático OFF en el que el teatro, muchas veces clásico, se acerca a los usos contemporáneos.

Exactamente esto es su Ricardo III. Entre Miguel del Arco y Antonio Rojano han versionado muy libremente, aunque en esencia está todo el Shakespeare de siempre, a este rey despótico que se pavonea con el estilo de los sátrapas actuales que niegan el cambio climático o que se dedican a intentar levantar muros para separar a los pueblos. Pero, también, retrata, (¡y buena falta nos hace!), como hizo el primer El joglars, a base de comedia, la situación política actual española: pura astracanada compuesta de corrupción, noticias falsas, medios de comunicación salvamés y Francos exhumados con retraso. Elejalde y sus seis compañeros son pura maravilla que llegan a hipnotizar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios