Cultura

Fantasía de trovadores

XII edición del ciclo 'Noches en los Jardines del Real Alcázar'. Componentes: Jorge Jiménez, fídula y rebec; Guillermo Peñalver, flautas dulces y traveseras; José Luis Pastor, çinfonía, cítola y laúd; Joy Smith, arpa medieval y percusión. Director: Jorge Jiménez. Programa: 'El último trovador (cantos, danzas, estampidas y poemas)'. Lugar: Jardines del Alcázar. Fecha: Jueves 28 de julio. Aforo: Lleno.

Tercia Realidad, el proyecto personal del violinista catalán residente en Sevilla Jorge Jiménez, se bifurca de forma original: a la música de cámara barroca, campo de actuación habitual del grupo, se le suma este proyecto medievalista que dejó en su presentación sevillana un estupendo sabor de boca.

Ya a priori resultaba interesante la oportunidad de poder escuchar a Guillermo Peñalver o al propio Jorge Jiménez con instrumentos y repertorios tan alejados de su actividad más conocida, pero también la integración de la versátil arpista británica Joy Smith y la de José Luis Pastor, uno de los grandes especialistas españoles de la música del período con la humildad y la apertura de miras suficientes como para participar en un proyecto que no lidera y que supone una competencia real a su trabajo cotidiano con Axabeba.

En un programa como el escogido siempre se echa de menos la voz. El impacto que provoca en el oyente la lírica trovadoresca tiene tanto que ver con el encanto melódico como con la esencia perturbadora de la poética del amor cortés, con sus paradojas, sus dobles sentidos, sus oxímoros y su exquisita y palpitante sensualidad. Escogida la opción instrumental, la perspectiva varía: el color ya no se coloca como mero ornamento en el acompañamiento del canto, sino que pasa a tener un lugar de privilegio y, a su lado, se sitúa la capacidad de invención de los intérpretes. Las piezas dejan de ser poemas puestos en música para convertirse en fantasías, que serán tanto más eficaces cuanto más evocadoras de su mutilada parte textual. Persiguiendo este objetivo, Tercia Realidad XIII no se aleja demasiado de la tradicional visión de este repertorio, filtrado por sonoridades del folk y jirones sueltos de orientalismo, pero a la vez se esfuerza en empastar con esmero las diversas asociaciones instrumentales, flexibilizando cédulas rítmicas y variando con imaginación la vuelta de las melodías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios