Julie Fuchs. Soprano

"Haendel siempre está en mi camino"

  • Estrella en ascenso de la lírica francesa, ofrece hoy en el Maestranza su primer concierto español en un programa de la Orquesta Barroca de Sevilla que dirigirá Riccardo Minasi.

El Maestranza acoge hoy (20:30) el primer concierto en España como solista de la cantante francesa Julie Fuchs, una de las voces que más está llamando la atención en el panorama internacional gracias a sus compromisos con directores de la talla de Marc Minkowski y William Christie. La intérprete afrontará diversas arias de Haendel, algunas de ellas inéditas, en el programa que la Orquesta Barroca de Sevilla (OBS) ofrecerá dirigida por el violinista italiano y cofundador del ensemble Il Pomo d'Oro Riccardo Minasi. Una velada de lujo que permitirá descubrir a esta joven en la que también ha puesto los ojos el Teatro Real de Madrid, donde debutará en septiembre de 2017 en el rol de Junia de Lucio Silla, la ópera juvenil (la compuso con 16 años) de Mozart.

-En su primera colaboración con la OBS sonarán por primera vez en tiempos modernos dos arias y una giga de Haendel. ¿Qué destaca del rescate de esas obras?

-Me interesa mucho descubrir nuevas músicas y acercarlas al público. Buscaba nuevas arias que incorporar a mi repertorio y ha sido una suerte poder localizar en una biblioteca inglesa estas músicas de Haendel que llevaban siglos sin interpretarse. Hemos descubierto alguna pieza más pero Riccardo Minasi y yo seleccionamos para este programa las que mejor se adaptan a mi voz. Contienen las mejores cualidades de Haendel y esa atmósfera pastoral que el público apreciará inmediatamente.

-Abordará también otras arias de las grandes óperas del compositor, como Alcina y Orlando. ¿Cuánto le debe su ascendente carrera a la música de Haendel?

-Haendel siempre está en mi camino, desde que era estudiante en Aviñón y París. Uno de mis primeros roles profesionales fue el de Galatea en la producción de Acis y Galatea del festival de Aix-en-Provence y, sin duda, la Alcina que estrenamos en la Ópera de Zurich con Cecilia Bartoli en el rol principal es una de las producciones más hermosas en la que he participado nunca. Allí canté el papel de Morgana, una de cuyas arias interpretaré ahora con la Barroca de Sevilla, formación de la que tenía las mejores referencias y con la que deseaba colaborar desde hace tiempo. Me siento más próxima a ese Haendel italiano que al más inglés porque me interesa mucho su espontaneidad y teatralidad.

-El maestro Pedro Halffter la ha definido como una de las grandes estrellas crecientes de la lírica europea, destacando su segundo premio en el concurso de Operalia que promueve Plácido Domingo y su fichaje por el sello Deutsche Grammophon. ¿Qué batutas han sido decisivas en su espectacular despegue?

-Cuando miro atrás encuentro gente muy interesante con la que he trabajado ya, no me gusta destacar a unos sobre otros porque todos me han aportado muchísimo: Giovanni Antonini, Ottavio Dantone y su Accademia Bizantina, Christie, Minkowski, con el que acabo de debutar en los Proms, o Jérémie Rhorer, con el que volveré a trabajar el próximo verano en Aix-en-Provence en una producción de Don Giovanni de Mozart.

-Ha mencionado a Bartoli, un icono para las cantantes de su generación que, además, destaca por su labor de recuperación de repertorios ignotos u olvidados.

-Cecilia Bartoli es una referencia porque es una verdadera artista, no sólo una excelente cantante. Y eso es muy importante porque en estos tiempos tan obsesionados con la perfección ella nos recuerda que el verdadero objetivo de un intérprete no es lograr la excelencia vocal sino emocionar al público y tocarle el alma, y eso lo hace como nadie.

-¿Con qué ópera representada le gustaría volver al Maestranza?

-Dentro de una década me gustaría cantar aquí La Traviata. A corto plazo me veo en roles del repertorio francés, como Manon, y dejaría pasar un lustro para abordar Alcina y Cleopatra. Pero me gustaría volver con Rossini. No tengo problemas en mezclar el repertorio barroco con el romántico o el contemporáneo, soy muy partidaria de las mezclas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios