Danza en el Teatro Central Una fiesta en los brazos de Caronte

  • Hermanas Gestring estrenan en el Central este fin de semana 'A muerte'

Las Hermanas Gestring, en el inframundo. Las Hermanas Gestring, en el inframundo.

Las Hermanas Gestring, en el inframundo. / Carolina Cebrino

Aseguran que corre por sus venas "la ironía de la humanidad" y se sienten "hijas del siglo XXI" y "resultado de toda la basura previa" que han ido recibiendo a modo de educación sentimental. Con esta mirada libre de prejuicios y el ánimo dispuesto a la burla, Hermanas Gestring -el dúo formado por Laura Morales y Greta García- se han afianzado en este último lustro como una de las propuestas más desenfadadas, imprevisibles y brillantes de la danza sevillana.

Ahora, las intérpretes se entregan a reflexionar sobre un asunto poco dado a despertar la risa: la conciencia de la propia finitud y la amarga certeza de que la vida son dos días. A muerte, la obra que representan este viernes y sábado en la sala B del Teatro Central, embarca a las Gestring en un viaje junto a Caronte, el barquero de Hades, al que seguramente desafiarán con esa actitud macarra y desinhibida que gastan.

"A muerte es una expresión que solíamos decirnos cada vez que salíamos a actuar, y la verdad es que esa frase nos daba mucha fuerza. Y un día nos preguntamos qué era eso de ir a muerte y empezamos a trabajar sobre ello", cuenta García. Tomaron los Poemas a la muerte de Emily Dickinson como inspiración y se adentraron en la mitología griega hasta acabar "convertidas en keres", espíritus que según la leyenda sobrevolaban el campo de batalla, sedientas de sangre, buscando hombres moribundos con los que colmar su ansia.

La obra desprende por momentos "un humor macabro", pero es "una invitación a la vida"

Y en la fantasía permitieron que se colara el propio miedo a la muerte que tienen las intérpretes. "La obra desprende en algunos momentos un humor macabro", señala Morales, "porque la muerte es ese cadáver que desde que naces llevas contigo, y lo único que sabes es que algún día te vas a morir, aunque desconozcas el día que ocurrirá eso". No obstante, matiza García, la pieza es "una invitación a vivir la vida".

Porque, pese al tema elegido para su espectáculo, las Gestring andan de fiesta: hace unas semanas celebraron una boda fake entre ellas oficiada por el intérprete y director Alberto Cortés. "Cumplíamos cinco años, organizamos un crowdfunding para montar esta obra, y dijimos que si salía adelante nos casábamos. Así que ahora estamos hermanadas para siempre", explica García. La relación entre ambas promete seguir dando mucho juego. "Somos muy diferentes, sobre todo físicamente", concluye Morales, "pero la complicidad que tenemos es magnífica".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios