Inmigrant Song 2.0 | Crítica de Teatro Un Pulcinella llegado de Burkina Faso

Una imagen del espectáculo 'Immigrant Song 2.0'.

Una imagen del espectáculo 'Immigrant Song 2.0'. / D. S.

El trabajo unipersonal Inmigrant Song 2.0 se enmarca en el II Encuentro Internacional de Comedia del Arte de Sevilla – “Re-evolución”. Un evento que ha llevado el espíritu de la Comedia del Arte a varios centros y barrios de la ciudad durante toda esta semana gracias al impulso y a la energía indesmayable de su director, el actor y director de escena sevillano Juan Luis Corrientes.

La pieza, fruto de muchos años de trabajo sobre la máscara de Lucia Zaghet, afronta el personaje de Pulcinella desde el siglo XXI, es decir, recogiendo muchas de las características físicas –y cantoras- del personaje tradicional del siglo XVII para situarlo en un escenario completamente actual, con la inmigración como una de sus peores lacras sociales.

El trabajo de cuerpo y de voz de Lucia Zaghet, actriz y también pedagoga en la Scuola Sperimentale dell ́Attore fundada en los 80 por Ferruccio Merisi en la ciudad italiana de Pordenone, es sencillamente impresionante. Su técnica le permite ir alternando el Pulcinella clásico, que conserva la máscara y el traje blanco de los zanni (siervos), y toca la mandolina para contar historias fantásticas, con un zanni inmigrante de color, llegado en la barriga de un camión, y que a veces se mueve como un mono porque es así como muchos lo consideran.

Un inmigrante africano que va vomitando su desprecio por las injusticias amasadas por los dictadores y el colonialismo europeo, rindiendo un claro homenaje a Thomas Sankara, presidente (por un golpe de estado) durante cuatro años de Burkina Faso y asesinado en 1987, con 37 años (tras el golpe de estado que encumbró a Blaise Compaoré), después de haber intentado, aunque también de manera totalitaria, una reforma social y agraria que acabara con la hambruna, la corrupción, la mutilación femenina y tantos otros estigmas aún presentes por desgracia en el continente africano.

Un trabajo emotivo y sencillo en apariencia, que sin duda servirá de acicate para los numerosos estudiantes de teatro que llenaban el TNT, dejándoles muy claro el ingente trabajo que se requiere para dominar y dar vida a cualquiera de las máscaras de la Commedia del Arte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios