OCIO El Festival de las Naciones se salva a última hora

EL TIEMPO El tiempo en Andalucía sufrirá cambios muy marcados en los primeros días de otoño

Cultura

México nos conquista el alma

  • Mairena del Alcor acoge cuatro días de convivencia, debate y experiencias con acento latinoamericano La organización deja claro que habrá Encuentro de Teatro Joven en 2015

Durante cuatro días las calles de Mairena del Alcor han sido cómplices de las creaciones teatrales de un buen número de compañías cuya única afinidad era su juventud, en una cita marcada por la presencia de compañías mexicanas, en la que también se pudieron ver trabajos de Costa Rica, Madrid y Sevilla. El certamen reivindica desde su propia definición el encuentro entre jóvenes de distintos lugares que conviven durante cuatro días compartiendo charlas, comidas y noches de diversión que acaban generando sinergias como la que se vivió en la clausura, una producción propia de creación colectiva que contó con la dirección de la catalana Alba Valldaura y cuyos intérpretes ya habían visitado en años anteriores Mairena del Alcor. Gracias, también, a esa frescura que es la seña de identidad de este Encuentro de Teatro Joven tuvimos la oportunidad de asistir a la otra sorpresa de la noche. Un pequeño atraso sirvió para que la actriz Coínta Galindo, del grupo mexicano La Gaviota, provocara el delirio entre los asistentes cuando se atrevió a interpretar la clásica Cucurrucucú paloma demostrando un poderío digno de las grandes cantantes.

Tres días antes, en la Villa del Conocimiento y de las Artes donde está situado el teatro municipal se hacía justicia a la figura teatral más importante que ha dado nuestra tierra en los últimos 50 años. Salvador Távora recibió el homenaje de unos jóvenes que le llamaban maestro y sentían rubor ante su presencia. Távora había asistido previamente a una actuación en la Plaza de Antonio Mairena a cargo de las compañías Cerrado por Obra y Teatro Habitado, en la que colaboró la actriz Mila Fernández (Cartas) y en la que se interpretaron algunas escenas de las obras más conocidas de García Lorca, y expresó su emoción ante el fenómeno que se creó entre las palabras del granadino, el acento andaluz de los jóvenes, algunos niños, y la proximidad del público con los que se entremezclaban los intérpretes.

El Encuentro organizado por la compañía Cerrado por Obra y el Ayuntamiento de Mairena del Alcor cuenta con un exiguo presupuesto económico que se supera con el apoyo que suponen todas las instalaciones, Teatro Municipal, Casa Palacio (que se desdobla y triplica para generar una pluralidad de espacios), los técnicos de sonido e iluminación y el importante esfuerzo de unos voluntarios, amantes y futuros artistas sin duda, que se esforzaron para que todos los invitados se sintieran como en casa.

Las obras

The road to el fin del mundo del colectivo Alebrije (México) discurría dentro de un autobús. Sirvió de pistoletazo de salida para el Encuentro y provocó no pocos sinvivires en algunos espectadores poco avisados a los que la adrenalina les jugó una mala pasada mientras se encontraban en el autobús.

Vía Lorca de Cerrado por Obra, Teatro Habitado y amigos. Este popurrí de momentos estelares de Yerma, La Zapatera prodigiosa y La Casa de Bernarda Alba, entre otros, se convirtió en uno de los momentos más intensos de estos cuatro días (tuvo varias actuaciones).

O de Idiotas Teatro (México), plantea un viaje entre el mundo del circo y una guerra indeterminada que cuenta con excelentes interpretaciones.

Trío sin Simone de Irina González (México) fue uno de los espectáculos que mejor sabor de boca dejaron. Con texto del alemán Kristo Sagor, el posicionamiento de tres hombres jóvenes sobre los que recae la sospecha de haber violado a una chica provocó mucho debate en el posterior coloquio que se celebró al día siguiente.

En busca de Makook de La Gaviota Teatro (México). Fue la única representación de teatro infantil que llegó a Mairena. Un trabajo perfecto de manipulación de títeres pero, sobre todo, una inmensa imaginación puesta al servicio de una historia que unía tintes mitológicos con famosas series televisivas de dibujos animados. Gustó a niños y mayores.

Un cadáver exquisito de DelCarmen Teatro (Costa Rica). Delicadísima pieza sobre la pintora Frida Kahlo llena del imaginario femenino.

El niño adefesio de La Tarara Teatro (Sevilla). Experiencia difícil de clasificar pero que hizo rugir de placer a los participantes del Encuentro.

Macario, muerto de hambre (Sevilla). Ricardo Mena, mexicano afincado en Sevilla, se transmuta en un médium de toda la marginalidad del mundo. Ejemplo de los nuevos formatos.

Escriba su nombre aquí de Cuarto y Mitad Teatro (Madrid). Cinco actores dando lecciones de interpretación confrontándose con la identidad humana.

¡Juro que yo existo! de Cerrado por Obra (Sevilla). Performance sobre un tema tan real y crudo como el alzhéimer.

Como todo encuentro, la convivencia se fue convirtiendo en la protagonista en el camino de estos autores, directores, intérpretes y técnicos de hasta 30 años que recordarán siempre estos cuatro días en Andalucía cuando ellos mismos se conviertan en vacas sagradas del teatro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios