la espera de penélope | Crítica de teatro

Mujeres cambiando la historia

La historia de la reina Penélope contada por ella misma La historia de la reina Penélope contada por ella misma

La historia de la reina Penélope contada por ella misma / Juanjo Palacios

Tres mujeres. Distintas edades, distintas épocas. Una,  Penélope, la que nos contaron que esperó 20 años el regreso de su marido Ulises, las otras, dos Penélopes contemporáneas, como nosotros.

Noemí Fuentes ha elegido, para su primer trabajo como directora,  darle la voz que le negaron a la reina de Ítaca. Asistimos, en paralelo, a sus cuitas por la invasión de pretendientes que han llegado a su reino ante la ausencia de su marido. Al teje y desteje del tapiz que servirá de referencia histórica a las mujeres occidentales de como una mujer debe ser de abnegada ante la ausencia del esposo.

En paralelo, las dos Penélopes del siglo XXI viven sus pérdidas amorosas siguiendo la estela de la protagonista de La voz humana de Jean Cocteau. Atadas a un teléfono, en modo espera, preguntándose qué han hecho mal para que sus parejas las abandonen.

Dirección novel de Noemí Fuentes que demuestra lo mucho que tiene que ofrecer

Durante 17 cuadros asistimos a un camino de crecimiento y  aceptación. La Penélope de Ulises nos desvelará que la historia que nos contaron sobre ella era falsa. En el mismo sentido, las mujeres contemporáneas se empoderan encontrándose a sí mismas. Con una puesta en escena exquisita, Noemí Fuentes demuestra sabiduría teatral y una gran exigencia reflejada en la elegancia con la que maneja el atrezzo con la que viste las secuencias.

Las interpretaciones se mueven entre lo poesía de la reina de Ítaca, (Noemí Fuentes) repleta de referencias clásicas y la naturalidad de las Penélopes de nuestro siglo (María Jésus Sánchez y Elisa Borrego) que reflejan a mujeres de su tiempo e independientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios