'Mundo obrero' en el Teatro Central Alberto San Juan habla del amor y las luchas sociales en 'Mundo obrero’

  • Luis Bermejo, Pilar Gómez, Lola Botello y el propio San Juan llevan al Central esta obra en clave musical

Alberto San Juan y Lola Botello, dos de los intérpretes de 'Mundo obrero’. Alberto San Juan y Lola Botello, dos de los intérpretes de 'Mundo obrero’.

Alberto San Juan y Lola Botello, dos de los intérpretes de 'Mundo obrero’. / José Ángel García

Comentarios 2

¿Puede el amor vencer en una sociedad donde impera un capitalismo salvaje y los hombres y las mujeres, habitualmente explotados en sus empleos, apenas tienen tiempo ni ánimo para cuidar sus relaciones? Tras montajes como El rey o Masacre, el actor, dramaturgo y director Alberto San Juan continúa su crónica de la realidad y la Historia españolas con Mundo obrero, otra muestra de teatro político, esta vez en clave musical, que describe las vicisitudes de la clase trabajadora a través de tres parejas, "tres reencarnaciones sucesivas", a las que dan vida Luis Bermejo y la onubense Pilar Gómez, ganadora del Max a la mejor actriz en la última edición de los premios por Emilia (Mujeres que se atreven, primera parte). Mundo obrero recala, hoy y mañana y con las entradas agotadas, en la sala B del Teatro Central.

"Esta vez he procurado avanzar en el concepto de espectáculo y ser más austero con los datos históricos. Me fijo menos en personajes reales y me detengo más en personas corrientes", señala San Juan, que completa el reparto de la obra junto con la también onubense Lola Botello. Cansado de que "eso que llaman la Historia oficial parezca el fruto de acuerdos institucionales tomados entre unos cuantos hombres importantes, cuando si el mundo avanza es por la gente común que peleó en los movimientos sociales", el autor quiere recuperar en esta obra "la memoria de las luchas populares".

San Juan encargó las canciones a Santiago Auserón, "un creador que conoce el patrimonio musical"

Es en esa "dignificación de lo popular", argumenta Botello, donde el público se siente identificado, porque las tres parejas que desfilan por la escena, cuyas vidas abarcan entre los comienzos del siglo XX y la actualidad, "son nuestros abuelos, nuestros padres, somos nosotros", dice la actriz, que se incorporó recientemente a la gira y pudo ver como espectadora –"y me emocioné muchísimo"– las últimas funciones que hizo la intérprete a la que reemplazaría, Marta Calvó.

San Juan encargó las canciones de Mundo obrero a Santiago Auserón, al que el director considera "un compositor que conoce el patrimonio musical, algo importante para una obra como ésta, que transcurre en distintas épocas". Así, las creaciones de Auserón se mueven dentro de un amplio registro que evoluciona de "la copla al pop y del pop a algo parecido al reggaeton", anticipa San Juan, ilusionado por la colaboración con un músico que a su calidad humana –"es generoso, humilde"– suma el talento de "un gran narrador que sabe contar historias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios