Cultura

Luz verde a la tercera búsqueda de los restos de Lorca

  • Una comisión técnica aprecia indicios suficientes para intentarlo de nuevo, ahora, precisamente, en el Parque Federico García Lorca de Alfacar. La Junta pilotará el proceso y licitará en agosto el concurso público de la investigación

Fuente de la explanada principal del Parque Federico García Lorca de Alfacar, bajo la cual se llevará a cabo esta tercera búsqueda. Fuente de la explanada principal del Parque Federico García Lorca de Alfacar, bajo la cual se llevará a cabo esta tercera búsqueda.

Fuente de la explanada principal del Parque Federico García Lorca de Alfacar, bajo la cual se llevará a cabo esta tercera búsqueda. / Álex Cámara

Comentarios 1

El crimen fue en Granada, como apuntó Antonio Machado en su famoso poema sobre la pérdida de uno de los poetas españoles más universales de todos los tiempos. Pero el crimen fue doble, porque hasta ahora los restos de Federico García Lorca nunca han sido localizados. Sin embargo, puede que se esté ahora más cerca de desvelarse el misterio, ya que habrá un nuevo intento, el tercero, de búsqueda.

La Junta de Andalucía pilotará el proyecto en colaboración con el resto de las administraciones públicas, aseguró ayer su vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios, en la firma en Granada del protocolo de localización y exhumación de víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura.

La semana pasada se reunió la comisión técnica de expertos que conforman el equipo que ayuda al Gobierno andaluz a tomar las decisiones y se dieron los dictámenes de las intervenciones. Entre ellas se encontraba la de la fosa del municipio granadino de Alfacar, o "la pretendida fosa de Alfacar", en palabras de Jiménez Barrios. La semana que viene se abrirá, previa publicación en el BOJA, el plazo de alegaciones públicas para todos aquellos, ya sean personas, familiares, asociaciones o colectivos, que consideren que tienen algo que aportar al expediente abierto.

Este tercer intento se basa en la investigación que llevaron a cabo el hispanista Ian Gibson, el periodista Víctor Fernández y el experto en georradar Luis Avial. En 1986, durante la construcción del parque Federico García Lorca en Alfacar, un lugar donde cada 18 de julio se realiza un homenaje a Lorca. Allí mismo fueron encontrados unos huesos, que fueron depositados en la fuente de la explanada principal del recinto bajo 20 centímetros de cemento.

Tras el análisis público, las alegaciones y aportaciones que se puedan producir, después del mes de agosto se procederá a la licitación pública del concurso para la búsqueda definitiva.

La comisión técnica que ha tomado la decisión de dar este paso adelante está compuesta por profesionales de diversos ámbitos, movimientos memorialistas, profesionales expertos y un grupo de personas "de alta relevancia", aseguró el vicepresidente de la Junta, que no ilustró su afirmación con nombres concretos.

Hay indicios suficientes para pensar que debajo de la pátina de agua cristalina de la fuente de ese parque de Alfacar, explican los expertos de la comisión técnica, hay restos de represaliados por el franquismo. La Junta, en función, a la luz de estos indicios, pilotará el proyecto "sean quienes sean" los que allí se encuentren.

De encontrarse los restos del poeta, junto a los del maestro Dióscoro Galindo y los anarquistas Francisco Galadí y Joaquín Arcollas en esta nueva empresa, se probaría la teoría de Ian Gibson. El hispanista apuntó a este diario que la noticia le parece "absolutamente positiva" y opinó que no hay motivos para que se rechace este tercer intento, pues Nieves García Catalán, nieta de Dióscoro Galindo, explicó Gibson, pidió formalmente esta investigación a través de su abogado, por lo que, debido a lo establecido por la Ley de Memoria Histórica, "se está actuando correctamente".

El periodista de La RazónVíctor Fernández, cuyas tesis coinciden con las de Gibson, también recibió la noticia con alegría. Aunque –matizó– con un regusto de "sabor agridulce" al saber que su equipo (formado por él mismo, el experto en georradar Luis Avial, el arqueólogo Óscar López, el forense Francisco Echevarría, el abogado Eduardo Ranz y el propio Ian Gibson) deberá presentarse al citado concurso público que convocará la Junta. Fernández considera, en definitiva, que el suyo es un "un buen equipo". Pero "si hay que optar al concurso, habrá que hacerlo", dijo, no sin dejar de añadir que sería "injusto" que su investigación "acabe con otras manos".

En la misma línea se pronunció Luis Avial, al que le parece "estupendo" que la Junta haya tomado la iniciativa de este tercer intento de hallar los restos de Lorca. Su pero no tardó en aflorar. Le parecerá estupendo, dijo Avial, "siempre y cuando se tenga en cuenta" que los datos de georradar han sido aportados por él y el resto del equipo encabezado por Ian Gibson y Víctor Fernández. El experto se mostró en desacuerdo respecto a la convocatoria del concurso público si eso significa que con sus datos, insistió, "van a ser otros" quienes realicen la búsqueda. Tal caso, se lanzó Avial, puede ser incluso "ilegal", de tal forma que avanzó que no descartaría entonces acudir a los tribunales.

Para entender mejor este enredo hay que remontarse a 1986, fecha en que se construyó el parque Federico García Lorca de Alfacar, ubicado en el entorno de Fuente Grande, un lugar apacible, transitado por aficionados al senderismo y al deporte. El principal testimonio que avala la hipótesis de que los restos de Lorca están bajo la fuente del parque es el del ex vicepresidente de la Diputación de Granada Ernesto Antonio Molina. En ese mismo sentido se ha manifestado el actual alcalde de Jun, Jose Antonio Rodríguez Salas, que en aquel entonces era guarda del parque.

En 1986, durante la construcción del parque, se desenterraron cuatro cráneos y una muleta de madera, que podría (o no: ya se verá) haber pertenecido a Dióscoro Galindo, que fue conocido como el "maestro cojo". Esos restos se metieron en un saco y fueron depositados debajo de la fuente, en la explanada principal del parque, actualmente rodeada de extractos de poemas lorquianos.

En el año en que se celebra el 120 aniversario del nacimiento del poeta y dramaturgo ha llegado definitivamente su legado al centro que lleva su nombre en pleno corazón de Granada, en la Plaza de la Romanilla. Si los restos se encontraran, estaríamos definitivamente ante un hito histórico que no podría haber elegido mejor momento para suceder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios