Mercado del arte

La 'Muchacha' de Ribera se impone a la 'Papisa' de Velázquez en Sotheby's

  • Un comprador se hace en la sala con el retrato de Olimpia Pamphili por 2'1 millones de libras. Tras reñida pugna, se remata en 5 millones la 'Muchacha con pandero' del maestro de Játiva

Detalle de la 'Muchacha con pandero, el oído' de Ribera Detalle de la 'Muchacha con pandero, el oído' de Ribera

Detalle de la 'Muchacha con pandero, el oído' de Ribera

Acaba de concluir en Londres la subasta de arte antiguo de Sotheby's en la que se ponía a la venta una obra considerada el retrato perdido que Velázquez realizó de Olimpia Pamphili, cuñada del papa Inocencio X. La pintura ha sido adquirida por un comprador en la sala por 2,1 millones de libras esterlinas, con lo que ha quedado ligeramente por debajo de las previsiones más optimistas de la casa londinense, que pensaba que esta efigie de la Papisa alcanzaría los 3 millones. Con comisiones y al cambio, se pagarán por la obra 2,8 millones de euros.

Sin embargo, la pintura española ha conocido uno de los mejores remates de la tarde gracias al tirón que tiene la pintura de José de Ribera (Játiva, Valencia, 1591-Nápoles, 1652). Hasta 5 millones de libras se han pagado, tras una reñida pelea, por la Muchacha con pandero, el oído del gran maestro español del siglo XVII que adoptó una forma extrema del naturalismo de Caravaggio.

La factura naturalista de la obra vendida de José de Ribera. La factura naturalista de la obra vendida de José de Ribera.

La factura naturalista de la obra vendida de José de Ribera.

Según las cifras aportadas ya por Sotheby's, la subasta de arte antiguo ha sido un éxito y se han vendido esta tarde distintos lotes por un total de 56.205.950 libras. Una Virgen de Sandro Botticelli por la que se han pagado más de tres millones de libras y La Tentación de Santa María Magdalena de Johann Liss rematada en 5.665.200 han sido otras de las piezas estrella de la jornada.  

El retrato perdido de Olimpia Maidalchini Pamphili se había convertido en las últimas semanas en una de las grandes sorpresas del mercado del arte tras casi tres siglos sin tener noticias suyas. Pintado en la época de plenitud de Velázquez, durante su segunda estancia en Roma, la obra formó parte de las colecciones de numerosas figuras notables del siglo XVII y XVIII, entre las que destaca la de Gaspar Méndez de Haro y Guzmán, VII Marqués del Carpio, quien a su muerte había reunido 1.800 pinturas y entre ellas, al menos seis de Velázquez. 

Retrato de Olimpia Pamphili, la 'Papisa', en Sotheby's. Retrato de Olimpia Pamphili, la 'Papisa', en Sotheby's.

Retrato de Olimpia Pamphili, la 'Papisa', en Sotheby's.

El retrato de la considerada no sólo cuñada sino también amante de Inocencio X, la Papisa, se documentó por última vez junto al célebre retrato que Velázquez hizo de su nieto, el Cardenal Camillo Massimi, en la colección del Cardenal Pompeo Aldrovandi de Bolonia y Roma, en 1724.

Su paradero se perdió hasta que los empleados de la casa Sotheby's de Amsterdam reconocieron en una pintura clasificada como anónima holandesa una numeración en el reverso correspondiente al inventario del VII Marqués del Carpio e iniciaron el proceso para establecer quién era el verdadero creador de la obra, examinándola a conciencia y sometiéndola al estudio de expertos como Benito Navarrete Prieto y Guillaume Kientz. Se puso a la venta esta tarde como uno de los últimos retratos de Velázquez en manos privadas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios