Cultura

Valme Muñoz Rubio, la primera mujer directora del Museo de Bellas Artes

  • De jefa del Departamento de Conservación ha pasado a suceder a Antonio Álvarez al frente de la pinacoteca · La Consejería de Cultura todavía no ha presentado a los medios este nombramiento

Comentarios 4

Al Museo de Bellas Artes de Sevilla, la pinacoteca más valiosa de Andalucía, le acucian muchos problemas en estos momentos. El de más alcance tiene que ver con su necesaria reforma y modernización. La crisis económica y, huelga decirlo, el timorato interés de las instituciones titulares y gestoras, ralentizará la ampliación a Monsalves hasta al menos 2014 ya que las principales partidas económicas para estas obras las otorgará el Estado a partir de 2012. El revés más inmediato, sin embargo, es la pírrica dotación presupuestaria que tendrá el Museo para el ejercicio 2011, una situación que frustrará la producción propia de exposiciones de la calidad artística de las recientes El joven Murillo o Colección Casa de Alba. Sin embargo, hay una asignatura pendiente que se ha resuelto en el antiguo Convento de la Merced sin previo anuncio a los medios de comunicación: la sucesión de Antonio Álvarez Rojas. Finalmente, y tras ejercer durante varias semanas como máxima responsable en funciones, la Consejería de Cultura ha optado por nombrar a Valme Muñoz Rubio, la jefa del Departamento de Conservación y Restauración de la pinacoteca, como su nueva directora. Se trata de una figura muy vinculada a la institución desde hace años: una persona formada en la casa, con amplio conocimiento de las colecciones y bien instruida por su antecesor en los aspectos esenciales de la gestión del centro y del Plan Museográfico donde está diseñada la ampliación a Monsalves. Además, Valme Muñoz se ha especializado en los últimos años en los estudios técnicos previos a la restauración de las obras, un campo de gran interés.

Ella fue, junto a su colega Ignacio Hermoso, la comisaria de la muestra Colección Casa de Alba, que a sus marcas de visitantes sumó un ambicioso trabajo de investigación que dio como resultado el primer catálogo razonado de los fondos pictóricos de Doña Cayetana y una interesante aproximación, firmada por la propia Muñoz, a la evacuación de los cuadros del Palacio de Liria durante la Guerra Civil. La nueva directora era, además, la candidata favorita de Antonio Álvarez y una persona de la completa confianza del ya ex director, a quien en septiembre la Junta encargó la gestión expositiva del Bicentenario de las Cortes de Cádiz, la ciudad cuyo museo dirigió durante años.

Es sorprendente, sin embargo, que la Consejería de Cultura no haya anunciado aún públicamente el nombramiento de Valme Muñoz, la primera mujer que toma las riendas de la pinacoteca en toda su historia, donde sucede a una larga lista de historiadores como Antonio Bonet Correa, Enrique Pareja y el propio Antonio Álvarez, cuyo nombre seguía figurando ayer, al cierre de esta edición, como máximo responsable en la web del Bellas Artes.

Valme Muñoz ha centrado su labor investigadora en el mundo de los museos y como tal ha impartido conferencias y formado parte de jurados artísticos en toda España. Es una figura que genera consenso y da prestigio a la institución que representa. Con su nombramiento, sin embargo, la Consejería de Cultura contradice su promesa de elegir por concurso público internacional a los directores de los centros de arte por ella gestionados. Según declaró el propio consejero Paulino Plata a la agencia Europa Press el 14 de octubre, "las bases del concurso para designar al sucesor de Antonio Álvarez se publicarán de manera inmediata" y el concurso se desarrollará "con trasparencia". Este cambio de parecer tal vez explique que Plata haya evitado hasta la fecha presentar a los medios este nombramiento, una convocatoria que llegará previsiblemente a principios de enero y que se aprovechará para anunciar la muestra Colección Bellver, otra cita cultural que acumula ya un notable retraso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios